Los hombres vasectomizados podrán tener otra vez hijos

 

Hasta hace poco, los hombres que se hacían una vasectomía para no tener hijos lo hacían convencidos de que se trataba de una operación irreversible y que nunca más podrían ser padres. Sin embargo, los avances de la microcirugía hacen que ya no sea así: quienes deseen volver a serlo de nuevo pueden ya someterse en España a una operación que les devolverá esa posibilidad.

En España se practican unas 70.000 vasectomías al año. En Estados Unidos esa cifra llega hasta las 500.000. Una demanda que, a juicio del doctor José Mª Cos Calvet -uno delos pocos urólogos que practican lavasovasostomía o recanalización de la vía seminal en nuestro país- es bastante equilibrada en relación a la población.

El número de varones que solicita la recanalización después de haberse sometido a una vasectomía no está aún suficientemente documentada pero se calcula que oscila entre el 0,5% y el 6% de los vasectomizados, según los países. En cualquier caso, su trascendencia no deja por ello de ser obvia. De hecho, hay varones que se hicieron la vasectomía porque decidieron -junto a su mujer- que no querían tener más hijos y luego cambiaron de pareja y renació en ellos la ilusión de una nueva paternidad. La segunda causa de demanda de restitución de la recanalización de los conductos deferentes después de una vasectomía es porque los pacientes han cambiado de idea a pesar de convivir con la misma pareja. Eso suele suceder en gente que se practicaron la vasectomía jóvenes con treinta años o menos en un momento que habían tenido uno o dos hijos y que pagaban una hipoteca y, luego, al cabo de unos años con la vida más o menos resuelta, se plantean tener más hijos.

-Hay que dar a conocer esta posibilidad –nos diría el doctor Cos, quien trabaja en el Servicio de Urología del Hospital Germans Trías de Badalona (Barcelona), dependiente de la Seguridad Social- porque hay pacientes que se pasan años buscando una solución a su vasectomía antes de conseguir saber dónde y quién puede hacérsela. Por ejemplo, hace poco me llegó un señor desde Tenerife a quien su urólogo le había asegurado que esta intervención no se hacía. Dos años después visitó a un catedrático que le dijo que en Barcelona se hacía pero no sabía quién ni dónde. Entonces llamó a una enfermera de Barcelona que conocía, ésta le habló de mi y así llegó a mi consultorio. Recientemente, acabo de publicar un número especial en la revista “Actualidad en Urología” que es distribuida entre los profesionales. Espero que sirva para informarles de lo que estamos haciendo.

-¿Cuánto dura la operación?

-Bueno, se trata de una intervención compleja que dura entre dos y tres horas; a veces, algo más.

-¿Y con qué resultados? ¿Recuperan los varones su fertilidad al cien por cien?

-Nosotros llevamos un control analítico del semen con recuento de espermatozoides antes y después de la intervención. Tras la cirugía se hacen diversos controles hasta comprobar que se ha restablecido la calidad del fluido testicular junto a la normalidad numérica de espermatozoides para conseguir una fecundación. Sin embargo, no olvidemos que intervienen muchos factores en el restablecimiento de esa normalidad de la vía seminal. Uno de ellos es el tiempo que ha durado la obstrucción post-vasectomía.

-¿Y cuál sería entonces el tope de tiempo transcurrido para confiar en un resultado satisfactorio?

-Hay muchos factores que intervienen en la posibilidad o no de la recuperación, además del tiempo, como el nivel de la obstrucción, la existencia o no de granuloma espermático (su presencia es indicadora de un semen de buena de calidad al tiempo que pronostica la recuperación de la fertilidad tras la vasovasostomía), factores inmunológicos y la misma técnica quirúrgica empleada en la vasectomía. Ésta es una de las razones por las que aconsejamos de forma muy especial que la vasectomía sea realizada por un urólogo. Aunque en un período de tiempo de unos dos años se consigue un semen normal en el l00% de los casos. Y, en general, si la operación se efectúa antes de transcurridos diez años de la vasectomía se consiguen análisis del semen (seminogramas) viables en el 90% de los casos. Más allá de ese tiempo, el porcentaje de probabilidad de fecundar es sólo del 35%.

-Hablemos de su experiencia. ¿Cuántos varones ha operado?

-Llevo practicando la vasovasostomía, junto con mi equipo, desde septiembre de 1996. Y en ese periodo de tiempo hemos utilizado dos técnicas distintas: la simplificada y la microcirugía. A finales del 2000 habíamos realizado un total de 82 recanalizaciones. En la actualidad hemos sobrepasado el centenar.

-¿Y cuál es la edad media de quienes quieren volver a poder ser padres?

-La edad de nuestros pacientes oscila entre los 24 y los 52 años, con una media de 43.

-Dígame, ¿suelen explicar las causas de su decisión?

-Sí. Y suelen ser diversas. Pero sesenta y ocho -la mayoría- la tomaron porque habían cambiado de pareja.

-¿Y en cuanto a los resultados?

-Con la primera técnica, el 83% tenían seminogramas con espermatozoides fértiles siendo la tasa de embarazos del 36,3% aunque 5 casos (un 11,6%) se sometieron a la intervención sin intención previa de concebir.

Con la microcirugía hubo un 88,8% de restitución de la fertilidad y un 44,4% de embarazos. Lo que significa un aumento de resultados positivos del 8,1%.

Ni que decir tiene que José Mª Cos nos asegura que el secreto de esta técnica es el número de pacientes intervenidos porque resulta más complicada que un trasplante de riñón. Y otra curiosidad: el 98% de las llamadas que se reciben en su consulta son… de mujeres. El varón aparece después.

M. D. Muntané
 

Este reportaje aparece en
31
Septiembre 2001
Ver número