Topology System: eficaz método automatizado de Electroacupuntura

La Neuro-Estimulación de Aplicación Superficial o NEAS es un método terapéutico ideado por el médico japonés Yoshio Manaka que permite estimular los meridianos mediante imperceptibles señales eléctricas y mejorar la circulación de la energía ayudando al cuerpo a recuperar el estado de equilibrio y, por tanto, la salud. El resultado terapéutico en muy diversas dolencias -especialmente las que cursan con dolor, inflamación y estados de nerviosismo- es especialmente bueno. Pues bien, la técnica puede ahora aplicarse de forma automatizada mediante un dispositivo de reciente creación: el Topology System. Quienes desde hace un año lo utilizan en España aseguran que sus resultados son excelentes.

Los orientales saben desde hace miles de años que el universo se sustenta en una energía que cohesiona y da vida a todo lo manifestado y que fue llamada Chipor los chinos y Ki por los japoneses. Energía que, obviamente, forma también parte de la estructura humana y circula por nuestro cuerpo a través de catorce canales energéticos -los meridianos– que se extienden longitudinalmente por el organismo a partir de la columna vertebral (seis a cada lado del cuerpo). Doce de los cuales son básicos por lo que cuando la energía fluye correctamente por ellos la salud es buena. Cabe añadir que seis de esos meridianos energetizan los principales órganos -corazón, pericardio, hígado, pulmón, riñón y bazo-páncreas (en la Medicina Tradicional China estos dos órganos forman un conjunto inseparable) y se consideran yin mientras los otros seis energetizanel estómago,el intestino grueso, el intestino delgado, la vejiga, el triple calentador, la vesícula biliar y el “vaso gobernador” yse consideran yang. Entendiéndose por yang el polo positivo de esa energía –masculino, activo y caliente- y por yin el polo negativo -y, por ende, femenino, pasivo y frío-. Agregaremos que esa energía recorre cíclicamente nuestros órganos en el sentido de las agujas del reloj de acuerdo con un patrón pulsante que varía a lo largo de las horas del día.

Sirva esta breve introducción para recordar al lector los fundamentos de tan antiquísima y documentada disciplina oriental sobre la que se asientan las bases de la técnica de la que vamos a hablar en este texto y que se conoce como Neuro-Estimulación de Aplicación Superficial o NEAS.

Hablamos de un método terapéutico ideado por el médico japonés Yoshio Manakaque consiste en estimular los meridianos mediante imperceptibles señales eléctricas y propiciar así la adecuada circulación de la energía cuando ésta se encuentra bloqueada ayudando con ello al cuerpo a recuperar el estado de equilibrio y, por tanto, la salud. Los resultados de su aplicación son muy buenos y de ahí que haya terapeutas españoles que lleven ya algún tiempo utilizando en sus consultas -para tratar distintas afecciones- el que sería el último hallazgo del doctor Manakaal respecto, el Topology System, un sistema regulador de meridianos que aplica la técnica NEAS pero de forma mecanizada. Un aparato único en el mundo.

NEURO-ESTIMULACIÓN DE APLICACIÓN SUPERFICIAL (NEAS)

Sería en la década de los ochenta del pasado siglo XX cuando tras numerosas experiencias realizadas con distintos materiales dos médicos japoneses –el ya mencionado doctor Manaka y su colaborador, el doctor Hakamada– consiguieron fabricar un dispositivo superconductor capaz de generar una corriente de energía entre dos puntos del cuerpo humano al aplicar sus dos electrodos o neas sobre puntos de acupuntura logrando con ello estimular los correspondientes meridianos y obtener notables resultados terapéuticos en muy diversas dolencias y disfunciones. Había nacido así la llamada Técnica NEAS, un método que si bien no constituía en sí mismo una novedad en cuanto a su actividad intrínseca –a fin de cuentas sigue los patrones de la Acupuntura y logra, como ésta, regular la fuerza interna diferenciada entre órganos y vísceras gestionando los ritmos de trabajo y la funcionalidad orgánica- sí era revolucionario en cuanto a calidad, rapidez y duración de los efectos terapéuticos beneficiosos.

“El doctor Manaka–nos explicaría Miguel Ángel de Isidro, gran conocedor de los trabajos del médico japonés y director en Gijón (Asturias) del Centro Terapéutico Naturista MADIllevaba años estudiando el fenómeno de la neuroestimulación a través de la piel y profundizado en cómo una estimulación superficial podía influir incluso al nivel del sistema nervioso central y de la corteza cerebral. Dedicó por ello muchos años de su carrera, casi hasta su muerte acaecida en 1989, a investigar en este ámbito y podemos decir que sus propuestas están a caballo entre la medicina alopática en la que se formó en la Universidad Imperial de Kyoto y la medicina tradicional que tanto le interesaba. De hecho fundó un hospital –que lleva su nombre y que fue donde murió- en el que dio cabida a la Medicina Oriental y donde durante los últimos 15 años de vida dirigió la investigación sobre esta antiquísima ciencia en un instituto de la Universidad de Kitazato. En él precisamente llevaría a cabo, junto al doctor Hakamada, los estudios que propiciarían la formulación de la técnica de las NEAS, primero, y del Topology System, después, en lo que sería su última contribución a la Medicina”.

Y es que, como explica Miguel Ángel De Isidro, la Técnica NEAS –que por su sencillo manejo se emplea tanto en centros de rehabilitación como de fisioterapia y belleza por personal debidamente formado- se puede realizar mediante dos métodos distintos pero que se basan en un mismo principio.

Por un lado, mediante la aplicación de dos pequeños electrodos en forma de plaquitas -bautizadas como neas- que poseen núcleos cerámicos galvanizados, uno de ellos recubierto con una aleación de oro al 99% y el otro de plata al 97%. Neas que se fijan a la piel con un adhesivo durante un tiempo limitado en los puntos de comienzo y de final de los meridianos que se quieran estimular.

“Lo que hacía Manaka y se sigue haciendo en varias clínicas de nuestro país–nos explicaría De Isidro- era colocar la placa de plata al principio del meridiano y la de oro al final del mismo para que entre ambas se estableciera una corriente de baja frecuencia que viaje por todo el cuerpo a través de los meridianos –a los que él llamaba ‘rutas energéticas’- a razón de unas veinte veces por minuto. Se consigue así que fluya correctamente por todo el cuerpo mejorando las funciones orgánicas de los sistemas corporales que regulan dichos meridianos”.

Tal es la Técnica NEAS tradicional. Sin embargo hoy puede aplicarse también mediante el llamado Regulador de Meridianos Topology System, un sistema mecanizado de acupuntura con el que se pueden estimular simultáneamente todos los puntos de acupuntura de las “rutas energéticas” establecidas por Manaka pero con una potencia mayor. “El Topology –indica nuestro entrevistado- es cien veces más potente que el sistema de las neas por lo que la cantidad de corriente que pasa por el meridiano activándolo es un centenar de veces mayor. De ahí que sea  mucho más eficaz”.

Centrémonos pues en este último método, el Topology System, ya que supone la culminación de los trabajos de los doctores Manaka y Hakamada y se usa desde hace más de año y medio en diversos países para tratar muy distintas patologías. Hablamos de un aparato que lleva un ordenador incorporado con nueve programas que permiten tratar de forma individualizada a los pacientes y cuyos mejores resultados se observan a los 2-3 meses de iniciado el tratamiento.

“Su eficacia –nos aseguraría Miguel Ángel De Isidro-es realmente notable. Para notar mejoría en alteraciones básicas bastan entre 3 y 6 sesiones. Ahora bien, si la patología es ya degenerativa entonces se necesitan varios meses de tratamiento. Cuatro meses nemos tardado, por ejemplo, en resolver un caso de elefantiasis -que es como comúnmente se conoce al linfedema– lo que, en cualquier caso, puede considerarse todo un éxito”. 

¿QUÉ ES EL TOPOLOGY SYSTEM?

“LaTécnica NEAS Topology System podría definirse–continuaría explicándonos-como un sistema de regulación energética a través de los meridianos que se basa en la generación de una corriente eléctrica prácticamente imperceptible –en concreto, de unos 50 milivoltios por milésima de segundo- que viaja por ellos a una velocidad de cien metros por segundo. Corriente que cuando es aplicada adecuadamente sobre la piel en los puntos de acupuntura señalados por la Medicina Oriental logra en apenas unos minutos restablecer la conducción energética normal en el interior del cuerpo y potenciar el nivel de respuesta del organismo frente a la enfermedad o la disfunción orgánica”.

Ahora bien, es importante señalar que según el doctor Manaka cada tipo de dolencia exige un orden específico de estimulación de los meridianos que debe respetarse para que el tratamiento sea eficaz. Por eso dotó al Topology de una memoria que conserva el orden de emisión de las señales con que la máquina debe estimular cada meridiano. Por otra parte, en función de la dolencia se puede regular la duración de la señal eléctrica que recibe cada meridiano –15, 20, 25 o 30 segundos- así como el lapso de tiempo entre la estimulación de un meridiano y otro al igual que la duración total del tratamiento (10, 15 o 20 minutos).Y para que el tratamiento sea eficaz cada punto de acupuntura debe recibir además una señal de pulso positiva o negativa en función de la naturaleza del meridiano –yin o yang- al que pertenezca.

Otra ventaja de este sistema que hace aún más sencilla su aplicación lo constituye el hecho de que se puede seguir en todo momento la evolución del proceso de estimulación porque el aparato dispone de una pantalla con un diagrama del cuerpo humano sobre el que se enciende una pequeña luz por cada punto de acupuntura que se está estimulando.

Se trata en resumen, de un sistema de electroacupuntura fácil de aplicar que emite un tipo de señal eléctrica determinada a una frecuencia precisa, de una duración concreta y que estimula un punto de acupuntura específico en un orden establecido. Algo que hoy no hace ningún otro aparato de mecanoterapia en todo el mundo.

Pero, ¿cómo se desarrolla una sesión con el Topology System? Pues para comenzar el tratamiento el paciente debe ponerse una especie de vendas a modo de muñequeras y tobilleras en ambas manos y pies –se considera que en las muñecas y en los tobillos hay puntos de acupuntura muy sensibles incluso a pequeños estímulos- sobre las que se colocan los electrodos (tal y como puede verse en las imágenes que ilustran este texto). En la prenda que va en las manos se disponen seis electrodos -que se corresponden con los puntos de los meridianos del pulmón, el intestino grueso, el corazón, el intestino delgado, el pericardio y el triple calentador- y otros seis se colocan en la tela que rodea los tobillos (electrodos que estimularán los meridianos del estómago, el bazo, la vejiga, el riñón, la vesícula biliar y el hígado).

Hecho esto el terapeuta selecciona en el Topology el programa pregrabado más conveniente para tratar la dolencia en cuestión y el aparato empieza a enviar a través de esos electrodos la señal programada -positiva o negativa según el meridiano de que se trate-, en el orden señalado y con la frecuencia y duración preestablecidas a cada uno de los puntos de acupuntura que se van a estimular durante la sesión pudiéndose pasar de forma ordenada de la estimulación de un meridiano a otro. A este respecto, algo que también hace único este aparato es que para hacer ese salto no es necesario cambiar la ubicación de los electrodos ya que éstos –formados por un material metálico y bañados en oro y en plata, igual que las neas– están dispuestos de tal manera en las muñequeras y tobilleras que cuando el paciente se las pone cada uno de los electrodos queda automáticamente en contacto con los correspondientes puntos de acupuntura de los meridianos que se quieren estimular.

“Aunque los electrodos correspondientes a los puntos principales de cada uno de los meridianos se encuentren un poco desplazados respecto a los lugares señalados por la medicina oriental–explica en sus escritos el doctor Hakamada, médico e ingeniero que convirtió en tecnología las ideas del doctor Manaka- si están dentro de la misma zona se obtiene el mismo efecto. Por tanto, aunque los ‘guantes’ o los ‘calcetines’ estén algo desplazados no habrá problemas de eficacia”.

Así, esta técnica abre la posibilidad de que el paciente –tras recibir unas mínimas nociones- se pueda tratar a sí mismo en su hogar ya que, como decimos, el sistema tiene pregrabados una serie de programas y no es necesario mover los electrodos, tener grandes conocimientos de acupuntura o conocer todo el trayecto de cada meridiano sobre la piel. Además, en el caso de ser utilizado en una clínica, como el terapeuta no tiene que estar pendiente de cambiar los electrodos cada vez que desee estimular un nuevo meridiano puede atender a varios pacientes a la vez.

Se trata, por tanto, de una posibilidad tecnológica que ofrece numerosas ventajas y con el que se consiguen interesantes resultados terapéuticos. “La base de este sistema –explica el doctor Hakamada- está en cambiar automáticamente los puntos de introducción de las señales eléctricas y en asignar patrones de señales a cada meridiano. Así se forman campos eléctricos que van activando los distintos canales energéticos del cuerpo, se reequilibran y serenan todos los meridianos y ocurren pequeños cambios a nivel celular en todo el cuerpo al mismo tiempo”. Además, en los estudios publicados por Hakamada se puede leer que el este sistema “consigue un efecto notable mediante la estimulación del sistema parasimpático en aquellas personas expuestas a un fuerte estrés, que descuidan su salud o llevan una vida poco sana y en quienes padecen insomnio. Después de un tratamiento continuado se observa una mejora en los casos de insomnio crónico y un aumento de la capacidad de actividad. Algunos dicen sentirse tan renovados al despertar como no se sentían desde hacía años”, lo que da prueba de la eficacia de este método oriental de electroterapia. Y es que dicen quienes lo han probado que desde la primera sesión se perciben cambios significativos en el organismo que tienen que ver, en general, con una mayor tranquilidad, un mejor descanso, menos dolor, una reducción de las inflamaciones y un alivio general de los síntomas de sus dolencias.

NUEVE PROGRAMAS, MÚLTIPLES APLICACIONES

Como ya mencionamos antes, el Topology System está configurado con nueve programas distintos con los que se consiguen estimular determinados puntos de acupuntura y que, por tanto, están pensados para el tratamiento de dolencias o disfunciones concretas. Así, por ejemplo, el programa 1, llamado Circulación del Ki, relaciona entre sí los 12 meridianos principales y es apropiado como tratamiento anterior o posterior a otras terapias. El programa 2, en cambio, regula la comunicación de cuatro puntos importantes como los del pulmón-bazo y los del intestino grueso-estómago. Por eso está indicado para tratar problemas de piel, estreñimiento y dietas desequilibradas. El programa 3 es apropiado para fortalecer la energía vital y tratar problemas de espalda así como de acumulación de líquidos pues regula la comunicación de los meridianos corazón-riñón e intestino delgado-vejiga. Por lo que respecta al programa 4 activa los meridianos del hígado-pericardio y del triple calentador-vesícula biliar por lo que los terapeutas lo utilizan para la fragilidad de tendones y ligamentos y, en general, para tratar a personas de constitución débil. El programa 5 es denominado Post deporte pues dispersa el acúmulo energético creado tras poner el cuerpo en su máxima potencia facilitando así su flexibilidad y recuperación. En cambio, el programa 6 o Dolor crónico está concebido para reducir el eco vibracional que causa el dolor. El programa Tranquilidad es el séptimo. Con él se ofrece la onda más poderosa de la relajación –la onda delta– que induce a la distensión y al sueño y que es muy poderosa para tratar el estrés, el insomnio y el desequilibrio del sistema nervioso. El programa 8, por su parte, proporciona la denominada onda del monje, esto es, incorpora las frecuencias a las que llega la mente de un monje budista cuando medita y que activan zonas cerebrales concretas. Por último, el programa 9 es el de Tratamiento facial ya que actúa sobre la hinchazón de la cara, las patas de gallo y el cansancio de ojos y se puede utilizar tanto antes como después de un masaje facial.

RECUPERACIONES SORPRENDENTES

Pues bien, con alguno de estos programas o con varios de ellos combinados se están tratando –y mejorando- casos de patologías muy diversas y entre personas de distintas edades. Quizás uno de los más significativos sea el de un hombre de 56 años aquejado de Parkinson que está siendo tratado con el Topology System y que, según él mismo relata, en el año que lleva de tratamiento con este método ha recuperado en un 70% el control de su cuerpo. “Cuando llegó a consulta –nos contaría Miguel Ángel de Isidro- ese paciente presentaba temblor en reposo de una extremidad superior, rigidez que impedía la destreza de unos dedos que habían adquirido cierta forma de garra, movimientos lentos, fatiga, debilidad, disfagia, babeo, letargia, arrastraba los pies al caminar y, además, tenía un sobrepeso importante, entre otros síntomas. Durante 3 meses se le aplicaron 10 sesiones mensuales del programa 7 con lo que mejoró notablemente la rigidez del brazo y la posición en garra de la mano. También se apreció mejoría notable en su capacidad para andar pues dejó de arrastrar los pies, su cuerpo estaba más erguido, se sentía más enérgico y la fatiga continua desapareció. En este punto se introdujo un cambio ya que el tratamiento pasó a ser 15 minutos del programa 7 y media hora del 4. Así se consiguió regular la cantidad de sangre en circulación y el paciente empezó a sentirse más sano, más fuerte y más flexible. Entonces se pasó a aplicarle 14 sesiones del programa 4 que se seguía alternando con el 7. Como resultado el paciente comenzó a caminar unos 8 kilómetros diarios con pasos coordinados y sin titubeos. El temblor de las manos sólo aparecía cuando se ponía muy nervioso y adelgazó 10 kilos, algo que también repercutió en una mejora de la movilidad”. De Isidro continuaría explicando cuál es su tratamiento actual tras un año de evolución: “Ahora recibe diariamente dos horas de los programas 2 y 3 del Topology. Es decir, lo que se está haciendo es retroalimentar las funciones digestivas, eliminar las toxinas y regular los líquidos por lo que ya no tiene edemas en los tobillos. Además se potencia el meridiano del riñón que contiene la energía regenerativa y el potencial dormido del paciente”. Cabe recordar que el propio afectado afirma haber recuperado en ¡un 70%! el control sobre su cuerpo.

Quizás no tan espectaculares pero sí igual de interesantes son otros casos tratados con esta técnica y que han arrojado también resultados positivos. Éste es un resumen –muy breve por razones de espacio- de algunos de ellos:

Cefaleas insistentes y estreñimiento con artrosis de rodilla y mala circulación. El paciente acude una vez por semana y a partir del segundo mes de tratamiento empieza a notar una mejora progresiva en todos sus síntomas.

Edema linfático y fuertes dolores de cabeza. El paciente acude 3 veces por semana. A los 6 meses de tratamiento empieza a deshincharse. Hoy siente lo que define como “una tranquilidad absoluta” y afirma dormir considerablemente mejor y “haberse deshinchado mucho”.

Artrosis de rodilla. Con las primeras sesiones el paciente ya refería notar mejoría en los movimientos de flexión y extensión de la rodilla afectada. Hoy prescinde de ayuda para sentarse y levantarse de sitios bajos. Además se ha deshinchado mucho y dice sentirse más ágil, más fuerte y más seguro para realizar distintas actividades.

-Joven de 18 años con autismo y retraso mental severo.En él se ha observado una considerable disminución de la ansiedad, una mejora del sueño y que no se levanta tantas veces por la noche. Su nivel emocional también ha mejorado y se le ve más contento y feliz.

También se han tratado con buenos resultados casos de mastitis recidivantes, elefantiasis, hernias discales, disfunciones menstruales, estrés, insomnio, problemas neurológicos y osteoarticulares, y dolores en general.

Cabe agregar que a los resultados que se obtienen –óptimos en la mayoría de los casos tratados y en relativamente poco tiempo- hay que añadir las indiscutibles ventajas que supone poder someterse a una terapia no agresiva y sin complicaciones, fácil de aplicar, placentera para el paciente y con la que mejoran de forma especialmente rápida quienes padecen dolor, inflamación, estrés o insomnio.

L. J.

Recuadro:


Propiedades del Topology System

Está constatado que el Topology System
…potencia la condición física general.
…activa y regula las funciones del sistema nervioso parasimpático.
…incrementa la cantidad de flujo sanguíneo en el cuerpo.
…modera la presión sanguínea.
…relaja las articulaciones y los músculos.
…reduce la hinchazón y la inflamación.
…elimina o reduce todo tipo de dolores.
…induce la relajación y el sueño.
…facilita una rápida recuperación de la fatiga.
…ayuda tanto en la rehabilitación como en el entrenamiento de deportistas.


Características del Topology System

Con este sistema…
…se estimulan eléctricamente los diferentes meridianos del cuerpo en el orden más adecuado para conseguir la mayor efectividad de tratamiento.
…es posible cambiar de la estimulación de un meridiano a la de otro de forma automática y sin que tenga que intervenir el terapeuta por lo que puede aplicarse también en casa.

…se pueden ajustar fácilmente diversos parámetros como:
-el orden de los meridianos que se van a estimular.
-la positividad o negatividad de la señal de pulso.
-el tipo de frecuencia que recibe cada punto de acupuntura.
-la duración de la señal que estimula casa uno de los puntos.
-la duración de la ausencia de señal entre dos señales.
-la duración total del tratamiento.

…cualquier persona, incluido el propio paciente, sin necesidad de tener conocimientos específicos de Acupuntura, puede colocar adecuadamente los electrodos de este aparato en los puntos que convenga estimular gracias a los guantes y calcetines en los que están dispuestos dichos electrodos.

 

Este reportaje aparece en
93
Abril 2007
Ver número