Septiembre 2000

La importancia de la vitamina B3

También llamada ácido nicotínico o niacina, niacinamida o nicotinamida, vitamina PP o factor PP se trata de una sustancia hidrosoluble presente en el germen de trigo,...
Septiembre 2000

La importancia del potasio

Mineral presente en la corteza terrestre. Se trata de un metal alcalino que se encuentra de forma natural en la mayoría de los alimentos. El potasio permanece en el fluido intracelular mientras que el sodio lo hace en el medio que rodea la célula....
Agosto 2000

La importancia de la vitamina B2

La vitamina B2 o Riboflavina es una vitamina hidrosoluble y fácilmente absorbible. La cantidad que eliminemos de ella dependerá de las necesidades que tenga el organismo;...
Agosto 2000

La importancia del selenio

Hace aproximadamente 35 años que este mineral pasó de considerarse un oligoelemento altamente tóxico a clasificarlo de esencial. Está dentro del grupo de los minerales que se precisan en cantidades inferiores a 1 mg....
Julio 2000

La importancia de la vitamina B1

También conocida como Tiamina, se trata de una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble  en agua. Y como todas las vitaminas del complejo B, su exceso se elimina por la orina por lo que ha de ser consumida diariamente ya que no se almacena....
Julio 2000

La importancia del azufre

Se trata de un mineral no metálico presente en la corteza terrestre en cantidad abundante que está considerado esencial para todas las formas de vida.
La mayor parte del azufre  corporal se encuentra formando parte de algunos aminoácidos....
Junio 2000

La importancia de la vitamina A

La vitamina A es una vitamina liposoluble, es decir, soluble en la grasa. Así pues, se almacena en el organismo. Y podemos encontrarla en dos formas: una,...
Junio 2000

El magnesio

Metal alcalino, es el elemento más prolífico de la corteza terrestre y uno de los minerales más abundantes en el cuerpo humano (0,05% del peso total del organismo)....
Abril 2000

La necesidad de los suplementos nutricionales

El estilo de vida, el medio ambiente y la herencia son factores que intervienen decisivamente en nuestra salud. Pero si es evidente que no podemos cambiar nuestras características genéticas no lo es menos que podemos mejorar nuestra salud si elegimos hábitos adecuados como la alimentación que,...