Carbón activado: potente desintoxicante antiinflamatorio

Aunque el carbón molido -vegetal y animal- se utilizó ampliamente en la antigüedad como desinfectante externo y antídoto de venenos los médicos no empezaron a utilizarlo terapéuticamente hasta mediados del siglo XIX para afrontar diarreas, problemas digestivos e intoxicaciones. Siendo ahora cuando sabemos que además es antiséptico, antivírico, antiinflamatorio, carminativo, hipocolesterolemiante, uricosúrico y nefroprotector además de mitigar los efectos de la quimioterapia, ayudar en problemas neurológicos como el desorden bipolar y deshacerse del exceso patológico de leucocitos. Unas propiedades que muchos ignoran a pesar de que hay suficientes investigaciones que así lo avalan.

carbon-activado

Este reportaje aparece en
PORTADA 216
216
Junio 2018
Ver número