Entrevistas destacadas del año 2009

ntermedia_083_02Luis Bertelli: “Los jueces deben responder ante la ley como cualquier ciudadano”

Presidente de la Fundación Justicia Responsable e Independiente (JUREI) el abogado español Luis Bertelli consiguió en su día que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid aceptara una demanda de responsabilidad civil contra unos jueces que no condenaron la presunta negligencia de un anestesista. Se trata de un hito en nuestra democracia porque son muchos los jueces que en España actúan con prepotencia e impunidad. “Cuando lo que impone el juez es su caprichosa voluntad -nos diría- entonces no hay justicia sino arbitrariedad. Si además ese juez, al actuar de esa forma, es conocedor de la injusticia que comete, estamos hablando ya de prevaricación. Los jueces han de transmitir seguridad y tranquilidad al ciudadano, en especial cuando la razón le asiste. Desgraciadamente a menudo no es así porque a muchos les parece más importante conservar a ultranza el buen nombre del poder judicial que reconocer que unos jueces se excedieron en su función”. Una denuncia que a su juicio tiene especial encaje en el ámbito sanitario ya que en él los enfermos están desprotegidos. “En un reciente estudio elaborado por el centro de análisis Health Consumer Power House sobre la sanidad europea -añadiría- se suspende a España en lo que al respeto de los derechos de los pacientes se refiere. Aquí se siente compasión por los infractores de la ley en lugar de tenerla por sus víctimas que quedan siempre en el abandono más absoluto”.
(La entrevista apareció en el número 122).

 

ntermedia_120_02Tullio Simoncini: “El verdadero enemigo en la lucha contra el cáncer es la idea oficial de lo que es el cáncer” 

El oncólogo italiano Tullio Simoncini asegura que los llamados tumores cancerígenos son en realidad mecanismos de defensa creados por el organismo para defenderse de la infección por hongos del tipo Cándida en un intento de destruirlos y encapsularlos. “Desde el punto de vista de la micología infectiva –nos diría- el tumor es la suma de un ataque del hongo y la reacción del organismo que trata de cercarlo y bloquearlo. Pero el hongo tiene el poder de un animal, es potentísimo, capaz de adaptarse a todo, capaz de contrarrestar todas las sustancias y superar todos los obstáculos. Por eso cuando está en nuestro interior es casi imposible de destruir, tanto con los medios convencionales como con los no convencionales. El éxito, si se da, es casual”. En suma, para Simoncini son siempre cándidas las que inician la formación de tumores aunque pueda haber entre unos y otros diferencias en función de los tejidos en los que aparece. Lo sorprendente es que según él hay un sencillo producto que acaba con ellas y paraliza el crecimiento de los tumores: el bicarbonato sódico. “Es –asevera- el único antifúngico realmente eficaz que conozco, la única sustancia que mata los hongos porque se trata de una sal química a la que no pueden adaptarse. Mueren. Si llegas bien al hongo en poco tiempo lo matas siempre”. La mejor manera de afrontar pues un cáncer a su juicio es poner bicarbonato sódico en contacto con los tumores por lo que si están en órganos internos hay que llevarlo hasta ellos usando catéteres adecuados.
(La entrevista apareció en el número 120).

 

ntermedia_118_04Miguel Ángel Ibáñez: “La vitamina C en casos de cáncer es efectiva, sé que funciona y además tengo base científica para demostrarlo”

Investigador en la Universidad de Barcelona el Dr. Miguel Ángel Ibáñez presentó hace ya años en la californiana Universidad de San Diego (EEUU) ante más de tres mil investigadores un trabajo en el que describe cómo actúa la vitamina C aplicada de forma intravenosa en casos de cáncer, alzheimer y otras patologías degenerativas. “Sé que es efectiva, sé que funciona y además tengo base científica que apoya lo que digo -nos diría-. Estoy pues muy tranquilo aplicándola. Tengo experiencia, conozco los protocolos, llevo años utilizándola y además he hecho investigación básica sobre este producto. En medicina natural debemos evitar caer en el fundamentalismo y fanatismo de la medicina alopática o convencional pero en el caso de la vitamina C hay investigación de sobra que respalda su utilidad. Normalmente empiezo por una dosis de 10 gramos y voy haciendo un aumento escalonado”. Cabe añadir que Ibáñez aplica la vitamina C sin olvidar prestar atención al estado psicológico, anímico, neurológico, endocrino e inmunológico del enfermo. En cuanto a los resultados son concluyentes: “El aumento de la concentración de radicales libres activa las tirosinquinasas y éstas, cuando se activan, hiperfosforilan a nivel celular las proteínas llevando a la degeneración celular y/o al cáncer. Pues bien, la vitamina C inhibe las tirosinquinasas y por tanto bloquea toda la cascada de acontecimientos moleculares y metabólicos que llevan a la degeneración celular”.
(La entrevista apareció en el número 118).

 

James Oschman: “Las enfermedades pueden tratarse bioenergéticamente sin necesidad de fármacos” James Oschman: “Las enfermedades pueden tratarse bioenergéticamente sin necesidad de fármacos” 

El investigador norteamericano James L. Oschman –experto en Biología Celular, Biofísica y Fisiología- sostiene que la ciencia puede explicar cómo la electricidad y los campos magnéticos de nuestros órganos –lo que ha permitido desarrollar dispositivos como los electrocardiogramas y los electroencefalogramas- fluyen desde nuestro cuerpo y pueden interactuar con el de los demás, tanto a nivel local como ¡a distancia! Y que las enfermedades pueden pues tratarse bioenergéticamente. “El simple hecho de caminar descalzos sobre hierba o arena –afirma- nos carga de electrones que neutralizan los radicales libres causantes de numerosas patologías. La tierra es una fuente de electrones y el sistema inmunitario funcionaría mejor si estuviéramos más en contacto con ella –es decir, descalzos- durante largos períodos de tiempo. El día en que empezamos a usar calzado nos aislamos de ella y desde entonces los niveles de estrés han aumentado y los de inmunidad han disminuido”. Y es que existen estructuras de conducción de electricidad entre la superficie de la piel y los órganos y tejidos internos que de hecho hoy se utilizan en una amplia variedad de dispositivos de diagnóstico. Oschman, entiende por ello que si hay caminos de conducción desde los órganos internos hasta la superficie de la piel el circuito trabaja también en dirección opuesta, desde la piel hasta el órgano. “Es posible que muchos de los beneficios de las terapias energéticas así como de los diversos dispositivos de medicina energética -explica- deban en parte su capacidad al hecho de que facilitan la movilidad y capacidad de los electrones para penetrar en las zonas inflamadas neutralizando los radicales libres que contribuyen a tantas enfermedades crónicas”.
(La entrevista apareció en el número 117). 

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número