Entrevistas destacadas del año 2015

Colin Campbell: "Las proteínas vegetales disminuyen la incidencia de cáncer mientras las animales la aumentan"Colin Campbell: «Las proteínas vegetales disminuyen la incidencia de cáncer mientras las animales la aumentan»

Profesor emérito de Bioquímica Alimentaria en la Universidad de Cornell de Nueva York, asesor científico senior del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer y autor de obras mundialmente conocidas como El Estudio de China el doctor T. Colin Campbell afirma que las dietas bajas en proteínas animales inhiben la aparición y desarrollo del cáncer. Es más, una vez desarrollado éste las dietas bajas en proteínas consiguen bloquear claramente su evolución; al menos así acaeció en ratones a los que se indujeron tumores malignos administrándoles un potente carcinógeno: la aflatoxina. Es más, afirma que se puede promover o detener el desarrollo de los tumores aumentando o disminuyendo simplemente la cantidad de proteínas consumidas; especialmente suprimiendo la caseína de la leche ya que según afirma es el carcinógeno más potente que existe.Si testamos la caseína –nos dijo- comparándola con otros carcinógenos tenemos que concluir que la proteína de la leche incrementa el cáncer más que otros. Así que sí, debo reafirmarme en lo que en su día escribí: la caseína de la leche es el carcinógeno más potente que se haya identificado nunca. En cuanto a los derivados lácteos, nata, helados, quesos, yogur o leche fermentada aunque su peligrosidad varía de unos productos a otros en general hay que considerarlos igualmente peligrosos”. De ahí que para afrontar el cáncer postule seguir una dieta rica en alimentos crudos de origen vegetal y baja en proteínas y grasas animales.
(La entrevista apareció en el nº 188).

 

Marcos Malumbres: "La cantidad de glucosa que necesita una célula cancerosa es mucho mayor que la que necesita una célula sana”Marcos Malumbres: «La cantidad de glucosa que necesita una célula cancerosa es mucho mayor que la que necesita una célula sana”

Director del Grupo de División Celular y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Marcos Malumbres y su equipo han trabajado en los últimos años en el control de la energía durante la división celular -tanto en células sanas como tumorales- constatando que las células cancerosas necesitan para poderse dividir y multiplicar mucha más energía y que la obtienen de la glucosa. Pues bien, Malumbres nos diría que durante ese proceso “hay una fase muy específica, cuando se separan los cromosomas de la información genética para crear las dos células ‘hijas’, que precisa de un pico enorme de energía. Pico muy alto en las células sanas que es aún mayor en las tumorales y se inicia en las mitocondrias; solo que éstas, por sí solas, no consiguen la suficiente energía y las células recurren entonces a determinadas proteínas que en el exacto momento de la división activan la glicólisis, es decir, la oxidación de glucosa”. Pues bien, han ideado una estrategia terapéutica para bloquear la glicólisis de las células cancerosas: proporcionar dosis bajas de 3PO -un inhibidor específico de la proteína PFKFB3, vital en el proceso- y alargar la duración del proceso de división con compuestos químicos que -como el taxol- dañan los microtúbulos que permiten separar los cromosomas hacia cada una de las células hijas. Según entienden se conseguiría así la muerte de las células cancerosas en el momento de la mitosis al no haber suficiente glucosa.
(La entrevista apareció en el nº 188).

 

Almudena Ramón Cueto: "Es posible recuperar funcionalmente a quienes padecen lesiones medulares graves”Almudena Ramón Cueto: «Es posible recuperar funcionalmente a quienes padecen lesiones medulares graves”

Directora del Centro de Innovación Médica en Regeneración Medular (CIMERM) la doctora Almudena Ramón Cueto y su equipo han desarrollado un sorprendente y eficaz tratamiento no invasivo diseñado para tratar a personas con la médula espinal dañada -incluidos tetrapléjicos con años de insensibilidad e inmovilidad- bautizado como Terapia de Activación Medular. Demostrando que funciona en tres tetrapléjicos de distinto grado y cronicidad que en apenas unos meses recuperaron sensibilidad y movilidad, mejoría impensable hasta ahora en situaciones como las suyas. De hecho fue un auténtico hito en el ámbito de la Medicina a nivel mundial. Pues bien, asegura además que aplicando luego la Técnica de Regeneración Medular con células glía del bulbo olfatorio del propio paciente puede lograrse una recuperación aún mayor de parapléjicos y tetrapléjicos. La clave de su tratamiento ha estado en entender que una lesión medular completa no implica que todos los «cables» -por llamar así a los axones que transportan los impulsos nerviosos por el canal medular- estén cortados y destruidos. “Hay que identificar las rutas neurales –explica- para activar las neuronas implicadas en ellas. Ahora bien, para que el ‘cableado’ neuronal transmita impulsos eléctricos se requiere una homeostasis perfecta en el entorno de la neurona. Homeostasis que se puede controlar con micronutrientes y principios activos que remodelen la matriz extracelular de la forma adecuada. Además para que las neuronas tengan plasticidad se necesitan, entre otras cosas, fosfolípidos, ácidos grasos y otros micronutrientes”. En definitiva, ha diseñado un protocolo integral que ya ha demostrado en seres humanos su eficacia.
(La entrevista apareció en el nº 187).

 

ntermedia_186_02Óscar Fernández Capetillo: «El cáncer debe afrontarse potenciando el sistema inmune»

Doctor en Bioquímica por la Universidad del País Vasco e investigador del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) Óscar Fernández Capetillo ha intervenido activamente en el desarrollo de un antitumoral basado en la proteína ATR encargada de reparar el genoma celular, algo que despertó tanto interés en el mundo que el CNIO pactó con la multinacional Merck su desarrollo en humanos tras probar en ratones que su inhibición detiene el crecimiento tumoral. Y es que ante la imposibilidad económica de desarrollar las siguientes fases del fármaco el CNIO contactó con varias farmacéuticas y finalmente se traspasó al gigante farmacéutico Merck el proyecto para que se encargase de la fase de desarrollo y de testarlo en pacientes. Según nos contó su estrategia contra el cáncer es estimular el propio sistema inmune para que se haga cargo del tumor. “Los tumores –nos diría- expresan en su superficie una serie de moléculas que desactivan los agentes enviados por el sistema inmune pero hay ya disponibles unos anticuerpos que desactivan esas moléculas y permitir así al sistema inmune atacar el tumor. Está funcionando espectacularmente bien aunque de momento sólo en un pequeño porcentaje de pacientes”. Cabe añadir que la molécula que protege al tumor desactivando los agentes que envía el sistema inmune se llama PDL1 y hay ya varias casas comerciales que fabrican anticuerpos para ella.
(La entrevista apareció en el nº 186).

 

Luis Carrasco: “La ELA y otras patologías neurológicas podrían estar causadas por hongosLuis Carrasco: “La ELA y otras patologías neurológicas podrían estar causadas por hongos

Investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO) Luis Carrasco –ciego desde hace dos décadas- ha coordinado un equipo que ha encontrado proteínas, ADN y corpúsculos intracelulares de varias especies de hongos en el cerebro y el líquido cefalorraquídeo de personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y alzheimer. Concretamente encontraron tres especies: Candida albicans, Cryptococcus spp. y Malasezzia spp. Todo empezó cuando Carrasco descubrió que su ceguera se la había causado una infección fúngica y decidió investigar si los hongos pueden ser asimismo causa de enfermedades neurodegenerativas, algo que confirmaría al encontrar rastros de ellos en muestras de personas afectas de esclerosis múltiple. Y luego en enfermos de alzheimer gracias a la colaboración del banco de tejidos de la Fundación CIEN, adscrita al Instituto de Salud Carlos III. “Nos proporcionaron muestras de tejido cerebral, líquido cefalorraquídeo y sangre de personas fallecidas con alzheimer -nos contaría- en las que pronto detectamos proteínas fúngicas con ensayos de proteómica y ADN de hongos mediante la técnica PCR. Y además -y a mi juicio es lo más impactante de lo que acabamos de publicar- elementos fúngicos en varias secciones del cerebro”. Carrasco encontraría posteriormente rastros de hongos en muestras cerebrales de pacientes con ELA. “Confirmamos que había en ellas –nos contaría- proteínas y ADN de hongos; de varias especies según demostró la secuenciación de los ADN. Lo hemos documentado con fotografías”. Desgraciadamente tan sorprendentes resultados siguen siendo ignorados y los neurólogos siguen sin tener en cuenta posibles tratamientos antifúngicos en las patologías neurodegenerativas.
(La entrevista apareció en el nº 184).

 

Manuel Serrano: “Hemos desarrollado un fármaco que permite perder peso aun siguiendo una dieta hipercalórica”Manuel Serrano: “Hemos desarrollado un fármaco que permite perder peso aun siguiendo una dieta hipercalórica”

Director del Grupo de Supresión Tumoral del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Manuel Serrano ha coordinado un equipo del CNIO que en colaboración con otro del US National Institute on Aging norteamericano y el Grupo de Investigación de NeuroObesidad del CIMUS asegura haber desarrollado un fármaco -bautizado como CNIO-PI3Ki– que hace perder entre un 8% y un 20% de peso y grasa corporal incluso mientras se sigue una dieta hipercalórica. Se trata de un producto que inhibe la proteína PI3 quinasa (PI3K) -perteneciente a una familia de enzimas con un papel clave en la regulación de muchos procesos celulares, incluyendo la proliferación, la supervivencia, el metabolismo de los hidratos de carbono y su motilidad- haciendo ello que disminuya la actividad de las células a la hora de almacenar grasa. Algo que constataron probándolo en animales obesos a los que alimentaron con una dieta hipercalórica viendo que aún así no engordaban apenas e, incluso, algunos perdían peso. “Los ratones obesos que tratamos a largo plazo durante cinco meses –nos contó- no sólo perdieron peso sino que recuperaron la sensibilidad a la insulina a pesar de seguir una dieta hipercalórica”. En suma, el CNIO-PI3Ki evita que se almacene grasa en las células por lo que el organismo se ve obligado a quemarla. Sólo resta que alguna empresa farmacéutica se interese por el proyecto e invierta en su desarrollo haciendo estudios de toxicidad y sometiendo el producto a ensayos clínicos, algo que el CNIO no puede hacer.
(La entrevista apareció en el nº 184).

 

Rupert Sheldrake: "La ciencia no puede basarse en creencias pero es lo que sucede hoy"Rupert Sheldrake: «La ciencia no puede basarse en creencias pero es lo que sucede hoy»

Bioquímico y autor científico Rupert Sheldrake se hizo internacionalmente conocido por su obra Una nueva ciencia de la vida -publicada en 1981- en la que planteó la existencia de unos campos mórficos o morfogenéticos, patrones o estructuras inmateriales e intemporales que a nivel cuántico ordenan la naturaleza tanto de los cristales y moléculas como de los organismos vivos, y que transmiten información -aunque no energía- entre los individuos de una misma especie. Un planteamiento que fue rechazado de inmediato por la mayoría de sus colegas que lo convirtieron pronto en un «hereje» de la Ciencia. Pues bien, su último libro –El espejismo de la Ciencia– ha vuelto a despertar la polémica al aseverar que el paradigma científico actual se basa en lo que irónicamente denomina “el credo científico” y afirmar que no es sino un conjunto de ideas dogmáticas que se dan por ciertas aun sin tener fundamento siendo las que están frenando el avance de la sociedad. “La mayoría de los científicos –nos diría Sheldrake- están constreñidos por la ortodoxia académica en la que viven que es esencialmente materialista y mecanicista. Actualmente casi todos los científicos dependen de fondos académicos o privados que limitan enormemente su libertad. Además el sistema de peer review supone grandes presiones hacia lo establecido. Y el sistema de concesión de fondos, sujeto asimismo a peer review, es otro importante limitador de la libertad científica”. En definitiva, para Sheldrake la presunta objetividad de la ciencia es más que discutible.
 (La entrevista apareció en el nº 184).

 

ntermedia_183_04José Manuel Gómez Morillo: «La contaminación electromagnética es muy alta y preocupante»

Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla el Dr. José Manuel Gómez Morillo se formó en Medicina Tradicional China y Homeopatía, ejerce muchas de las llamadas terapias complementarias y además es buen conocedor de los problemas que causa la contaminación electromagnética. “Con el paso de los años y a través de testajes bioenergéticos con Electroacupuntura –nos diría- he comprobado que muchas personas sufrían lo que denomino ‘impregnación electromagnética’, es decir, una saturación de cargas electromagnéticas que ya lo inundan todo. Y lo que he constatado es que la contaminación electromagnética afecta muy especialmente al timo, glándula que ejerce una clara influencia sobre la maduración y funcionamiento de los sistemas linfático, endocrino e inmune. De ahí que una alteración del timo pueda dar lugar a muy distintas patologías”. Entre otras, a disfunciones cardíacas. Grave cuestión porque la mayoría de los médicos ni reconocen el problema ni saben tratarlo. “Cuando estoy ante un caso de electrosensibilidad –nos explicaría- aplico como tratamiento de choque un método de biorresonancia para descontaminarle, equilibrarle energéticamente y estimular así el potencial curativo del propio organismo. Ayudo, en suma, a recuperar la vitalidad energética celular. Pero es evidente que en cuanto el paciente regresa a su vida normal vuelve antes o después a contaminarse porque las radiaciones electromagnéticas artificiales lo invaden ya todo”.
(La entrevista apareció en el nº 183).

 

ntermedia_183_03Javier Álvarez: «Se están diagnosticando como trastornos mentales procesos que en realidad no son patológicos»

Jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Asistencial Universitario de León el Dr. Javier Álvarez lucha por cambiar el actual modelo psiquiátrico evitando que se diagnostiquen como trastornos mentales procesos que no considera patológicos -como muchos casos de esquizofrenia y trastorno bipolar- y se medique a mucha gente innecesariamente. De hecho asegura que muchos solo padecen Hiperia -de la palabra griega hyper que significa «excesivo- al constatar que manifestaciones psíquicas que actualmente se etiquetan como patologías mentales no son sino experiencias sufridas durante lo que convencionalmente se conoce como crisis epiléptica parcial simple y que para él no es sino la irrupción repentina en la conciencia de una vivencia no corriente que se vive con gran intensidad, asombro y extrañeza en un área neuronal concreta. Vivencias que ocurren de forma similar a como acaece con otras funciones mentales vitales como el aprendizaje, la memoria, el sueño o el sexo que son también de naturaleza hipersincrónica. Una teoría que cambiaría de forma radical la forma de abordar ciertas enfermedades mentales. «Si un niño sufre una manifestación de tipo hipérico –nos diría- lo que sus padres, profesores y pedagogos deben hacer es ¡hablar con él y no enviarle al psiquiatra! Y en vez de decirle que sufre un ‘trastorno mental’ y traumatizarle explicarle que tiene mucha suerte porque posee facultades mentales poco habituales. Evidentemente hay que explicarle que su capacidad puede llevarle a tener vivencias especiales muy intensas: intuiciones, alucinaciones, una enorme sensación de tristeza… que debe aprender a manejar sin carga de culpa o miedo porque pueden ser enriquecedoras». En definitiva, si Javier Álvarez tiene razón habría que cambiar la forma de tratar las patologías psiquiátricas más comunes -como la esquizofrenia y el trastorno bipolar- evitando una medicación que es innecesaria, sobre todo en el caso de los niños.
(La entrevista apareció en el nº 183).

 

ntermedia_182_02Dr. Pere Gascón: «Los oncólogos debemos estar abiertos a otras posibilidades terapéuticas serias»

Uno de los oncólogos clínicos españoles de mayor prestigio internacional, el doctor Pere Gascón, quien durante 24 años desarrolló su carrera en Estados Unidos y fue hasta junio de 2014 Director del Servicio de Oncología Médica y Coordinador Científico del Instituto Clínico de Enfermedades Hemato-Oncológicas (ICMHO) del Hospital Clínico de Barcelona, defiende ya abiertamente el uso de terapias complementarias en el tratamiento del cáncer. De hecho forma parte del Consejo Asesor de la Asociación de Oncología Integrativa. “Es cierto que de algunas no entiendo sus mecanismos –reconoce- pero me consta, por experiencia propia, que hay otras que aportan mejorías constatables al paciente. Y lo que yo pretendo es servir de puente entre ellas y la Oncología oficial”. El Dr Gascón recuerda que la Medicina Integrativa aplicada al cáncer se utiliza ya en numerosos centros hospitalarios de todo el mundo; de hecho en Estados Unidos hay secciones de Medicina Integrativa en hospitales de referencia como el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, el M. D. Anderson Cancer Center y el Moffitt Cancer Center & Research Institute, entre otros; y lo mismo pasa en Francia -en el George Pompidou– y otros muchos países. Además admite que los tratamientos oncológicos actuales son excesivamente agresivos: “La realidad nos ha enseñado que a un paciente ya encamado la quimioterapia le provoca más perjuicio que beneficio. Afortunadamente eso casi es ya historia. Los oncólogos jóvenes empiezan a optar por dejar el tratamiento cuando ven que el enfermo no mejora y además sufre. El problema es que entonces no se sabe qué ofrecerle y es cuando debe entrar en juego la filosofía de la Oncología Integrativa; al menos para mejorar su calidad de vida e intentar prolongársela”
(La entrevista apareció en el nº 182).

 

Manuel Guzmán: “La marihuana es anticancerígena”Manuel Guzmán: “La marihuana es anticancerígena”

Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Manuel Guzmán dirige un Grupo de Señalización por Cannabinoides en la madrileña Universidad Complutense y tras años de investigación tiene pocas dudas de que los cannabinoides de la marihuana -especialmente el tetrahidrocannabinol y el cannabidiol- son anticancerígenos.Hoy día sabemos –nos explicaría- que tanto en células cancerígenas cultivadas en placas como en animales de experimentación a los que indujimos varios tipos de tumores -cerebrales, mamarios, pulmonares, hepáticos, pancreáticos, prostáticos y colorrectales- el crecimiento tumoral se ralentiza. Con muchos menos efectos secundarios que con los quimioterápicos clásicos que se siguen utilizando para todos esos tumores. Y tenemos indicios, por algunos estudios pequeños que se han hecho en humanos, de que en algunos tumores puede haber efectos antiproliferativos, Además, claro está, de los efectos paliativos ya conocidos: disminución de los vómitos, atenuación del dolor, la ansiedad y la depresión, pérdida de apetito y peso”. Guzmán considera que es hora pues de probar la marihuana en ensayos clínicos y sugiere que mientras puedan usarla enfermos de cáncer desahuciados como producto de uso compasivo. De hecho hay un medicamento derivado del cannabis llamado Sativex así como aceite de cannabis que puede aplicarse vía sublingual.
(La entrevista apareció en el nº 179).

 

ntermedia_178_02Peter Gotzsche: «El modelo de negocio de las grandes farmacéuticas es el del crimen organizado«

Cofundador de Cochrane Colaboration -organización independiente abanderada de la «medicina basada en la evidencia» y referente internacional sobre la eficacia real de los medicamentos- el Dr. Peter Gotzsche -coautor de cuarenta metaanálisis y revisiones publicadas- ha escrito una durísima obra de denuncia titulada Medicamentos que matan y crimen organizado en la que califica el comportamiento de la industria farmacéutica como criminal. “Las grandes compañías farmacéuticas, como la mafia, basan parte de sus actividades en el crimen organizado –nos diría-. Solo que las actividades de los gigantes farmacéuticos son mucho peores que las de la mafia ya que la industria farmacéutica mata, a sabiendas, muchas más personas de que las que mató la mafia. Y también roba mucho más dinero de las arcas públicas del que la mafia pudo robar nunca”. Gotzsche agrega que el soborno y otras formas de corrupción son herramientas habituales de la industria de los medicamentos y que, como consecuencia de ello, el sobrediagnóstico y la sobremedicación se han convertido en uno de los principales males del siglo XXI. Aseverando: “Es triste y penoso pero los medicamentos que se recetan son hoy la tercera causa de muerte tras las enfermedades cardíacas y el cáncer”. Tras criticar el papel de las revistas científicas, las agencias reguladoras y los propios médicos -por su displicencia- Gotzche pone asimismo en tela de juicio la utilidad real de los medicamentos contra el cáncer y su desmesurado coste afirmando que la mayoría de los nuevos no son mejores que los antiguos, solo mucho más caros. Es más, denuncia que lo máximo que logran tales fármacos es alargar unas semanas la existencia y ello a costa de perder calidad de vida a causa de sus graves efectos secundarios.
(La entrevista apareció en el nº 178).

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número