Entrevistas destacadas del año 2013

Laura Esserman: “La palabra cáncer debería usarse solo para los tumores potencialmente mortales si no se tratan"Laura Esserman: “La palabra cáncer debería usarse solo para los tumores potencialmente mortales si no se tratan»

Directora del Programa de Oncología de Mama del Helen Diller Family Comprehensive Cancer -que integra a 69 expertos de 16 especialidades- y miembro del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología (PCAST) del presidente estadounidense Barak Obama la doctora Laura Esserman es autora junto a los doctores Ian M. Thompson y Brian Reid de un estudio en el que se denuncia que el cáncer está siendo sobrediagnosticado y, por tanto, sobretratado. Y es que a pesar de las numerosas campañas fomentando los screening la mortalidad sigue sin disminuir, especialmente en los cánceres de mama, próstata, tiroides y pulmón. Si uno se fija en el porcentaje de personas que sobreviven al cáncer –nos diría la Dra. Esserman- comprueba que la cifra es hoy más alta pero se trata de algo engañoso pues lo que sucede es que se identifican tumores en etapas más tempranas pero el número de personas que sobrevive no aumenta. De ahí que Laura Esserman y sus colegas aboguen por limitar a partir de ahora el término cáncer a los tumores potencialmente mortales si no se tratan y calificar a los demás de otra manera. «Proponemos que no se hable de cáncer -nos diría- cuando se trate de tumores de crecimiento muy lento”.
(La entrevista apareció en el nº 165).

 

ntermedia_164_02La doctora Odile Fernández supera un cáncer de ovario con múltiples metástasis mediante métodos naturales

A la doctora Odile Fernández se le diagnosticó en 2010 un cáncer de ovario con múltiples metástasis, patología cuya supervivencia a cinco años es del 5% pero en lugar de rendirse decidió averiguar todo lo posible sobre la enfermedad al margen de la Oncología y comprendió la importancia de lo que pensamos, sentimos, respiramos, bebemos y comemos así como del entorno en el que uno vive. En suma, implementó cambios radicales en su estilo de vida y pocos meses después ¡su cáncer había desaparecido! Obviamente lo primero que hizo fue cambiar su estilo de vida y la alimentación desterrando de su dieta el azúcar, los carbohidratos refinados, la pasta, los lácteos, la carne, las grasas saturadas y “trans”, los fritos, el café torrefacto, los ahumados y los salazones aumentando paralelamente el consumo de frutas y verduras. De hecho durante cinco meses siguió una dieta crudivegana y en la actualidad procura que su alimentación se base en productos ecológicos y frescos siendo la base frutas, verduras, especias, semillas, frutos secos, legumbres y, de forma comedida, cereales integrales. “Sé que a la mayoría de los enfermos de cáncer les dicen que por mucho ejercicio que hagan, mucha fruta o verdura que ingieran y muchas terapias alternativas que sigan lo único que puede ayudarles es la cirugía, la Quimioterapia y la Radioterapia. Y yo les digo que no es verdad. Eso de que los enfermos no pueden hacer nada más es falso”.
(La entrevista apareció en el nº 164).

 

ntermedia_161_02Juan Carlos Pérez Olmedo: “El ozono es una terapia imprescindible en numerosas patologías, especialmente en cáncer”

Fundador de la primera unidad de Ozonoterapia Intraperitoneal de España el Dr Juan Carlos Pérez Olmedo es uno de los principales especialistas en la utilización de ozono en casos de cáncer, sustancia a la que la Agencia Europea del Medicamento da la consideración de fármaco por su potente acción germicida y oxigenante y de ahí su eficacia en el tratamiento de todo tipo de heridas, quemaduras y úlceras además de en centenares de patologías más. Y como es inocuo resulta especialmente valioso como herramienta terapéutica. “Todo enfermo de cáncer debería recibir al menos un ciclo con ozono intraperitoneal desde el primer día de diagnóstico. Piénsese que el ozono, además de ser un potente germicida, aumenta la transferencia de oxígeno a los tejidos, actúa sobre la cascada inflamatoria-antiinflamatoria, genera citoquinas y activa sistemas enzimáticos antioxidantes. Siendo por cierto la generación extra de prostaciclina una característica constante de los tratamientos con ozono intraperitoneal y posiblemente el quid de su efecto antitumoral. Por otro lado, un ambiente rico en ozono inhibe el crecimiento de las células tumorales”. Cabe añadir que el Dr. Pérez Olmedo ha confirmado en más de medio centenar de pacientes que el ozono aumenta la esperanza de vida, frena la progresión metastásica y favorece una mejor respuesta en los tratamientos con quimio y radioterapia.
(La entrevista apareció en el número 161).

 

ntermedia_161_03Carlos Enrique Álvarez González: “El agua de mar isotónica puede usarse cuando se precisa sangre”

Investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) adscrito hoy al Instituto de Productos Naturales y Agrobiología de La Laguna (Tenerife) Carlos Enrique Álvarez González participó en 1974 junto a otros siete investigadores en un singular experimento en la Universidad de La Laguna de Tenerife: diez perros recogidos de la vía pública en deficientes condiciones de salud fueron utilizados para constatar que la sangre puede ser sustituida por agua de mar. Tan insólito y sorprendente trabajo fue titulado Experiencias de utilización de plasma marino como sustituto de la sangre pero nadie hizo caso. “Para mí quedó muy claro –nos diría Álvarez González- que el suero de Quinton o agua de mar isotónica puede usarse cuando se precisa sangre. No hay necesidad de inyectar sangre ajena de una tercera persona porque la recuperación de la dotación sanguínea se realiza en un tiempo relativamente corto. Todos los animales tratados recuperaron su vitalidad en poco más de una semana. Es más, su vitalidad era superior al cabo de un mes a la que tenían los perros antes”. En suma, los experimentos realizados demostraron que es posible sustituir la sangre perdida a causa de una hemorragia por agua de mar isotónica. “Quedamos tan convencidos de las extraordinarias propiedades del agua de mar -nos contaría-, especialmente en forma isotónica, que lo que hicimos fue utilizarla todos para nuestro propio beneficio y los de nuestros familiares, allegados y pacientes. Como persona dedicada a la ciencia me parece anticientífico el olvido al que se ha sometido al sistema terapéutico de Quinton con agua de mar”.
(La entrevista apareció en el número 161).

 

Alberto Halabe Bucay: “La ingesta de ácido cítrico bloquea la obtención de glucosa por las células tumorales y las lleva a la muerte”Alberto Halabe Bucay: “La ingesta de ácido cítrico bloquea la obtención de glucosa por las células tumorales y las lleva a la muerte”

Pediatra en el Hospital Ángeles Lomas de México el doctor Alberto Halabe Bucay está convencido de que el ácido cítrico puro ingerido en suficiente cantidad permite afrontar el cáncer y así lo ha dado a conocer en varias publicaciones científicas en las que presentó varios casos de graves tumores que sanaron tras ser tratados exclusivamente con ácido cítrico. “El ácido cítrico –explica- inhibe las enzimas que permiten la glicólisis, proceso por el que las células obtienen energía; principalmente la piruvato deshidrogenasa. Bloquea la obtención de glucosa por las células y éstas se ven entonces obligadas a utilizar otra vía y otras fuentes de energía: las grasas y proteínas. Vía a la que sin embargo no pueden recurrir las mitocondrias de las células cancerosas por lo que éstas se debilitan hasta autodestruirse o quedar a merced del sistema inmune”. El doctor Halabe aclararía luego que no se trata de ingerir zumos de frutas ricas en ácido cítrico sino de ingerir éste puro. “En casos de adultos con cáncer –añadiría- hemos trabajado con la ingesta de 10-15 gramos de acido cítrico tres veces al día. Eso sí, recomiendo ingerir junto al ácido cítrico algún antiácido para proteger el estómago. Además encontrar ácido cítrico puro es sencillo y barato y no hay problema para comprarlo en ningún país del mundo”.
(La entrevista apareció en el número 158).

 

ntermedia_157_06José Luis Arranz: “El Oscilador de Ondas Múltiples de Lakhovsky sirve para tratar cualquier enfermedad” 

Médico del Hospital Jose Joaquim Fernandes de Beja (Portugal) el doctor José Luis Arranz lleva años reivindicando la figura de George Lakhovsky y la utilidad terapéutica de su Oscilador de Ondas Múltiples, aparato que permite tratar eficazmente muy diversas patologías -incluido el cáncer- con la emisión de radiofrecuencias. Lakhovsky -nos diría- afirmaba que cuando la vibración natural de una célula sana se altera –lo que puede deberse a diversas causas- el tejido u órgano afectado enferma; y aseguraba asimismo que esa vibración se puede recuperar y el organismo sanar. Y es que entendía que cada célula es un pequeño circuito oscilante, que las células juntas forman lo que denominó un circuito oscilante celular y que la enfermedad aparece cuando éste se desequilibra por lo que la curación del enfermo puede lograrse restableciendo el equilibrio perdido. Y con tal idea desarrolló diversos dispositivos que terminaron dando lugar a su conocido Oscilador de Ondas Múltiples, un aparato de emisión de radiofrecuencias a las que el enfermo simplemente se somete sentándose durante apenas unos minutos en una silla de madera situada entre dos singulares emisores de ondas compuestos de anillos concéntricos de cobre semi-abiertos. Y funciona hasta en casos de cáncer como bien explicaría el propio Lakhovski en el Congreso Internacional de Ondas celebrado en julio de 1937 en Viena en el que afirmaría: “Entre las numerosas curaciones obtenidas con este tratamiento destacaría varios casos de cáncer en los que la radiación había fracasado. Hablo de sujetos curados que después de 6 años no han experimentado recidiva y se encuentran perfectamente en la actualidad”.
(La entrevista apareció en el número 157).

 

Mercedes Torré Roldán: “El pan que hoy comemos contiene aditivos químicos cuyo consumo puede ser tóxico”Mercedes Torré Roldán: “El pan que hoy comemos contiene aditivos químicos cuyo consumo puede ser tóxico”

Especialista en Química Forense y en el tratamiento y análisis de muestras de interés medioambiental y alimentario Mercedes Torre Roldán investigó la composición del pan industrial que hoy se vende de forma masiva y comprobó que ya no se hace con harina de trigo de buena calidad y sin más aditivo que la levadura para que fermente sino que contiene todo tipo de productos químicos potencialmente dañinos. “Nadie puede negar que la mezcla de tantas sustancias químicas no pueda dar lugar a reacciones químicas capaces de originar productos tóxicos, especialmente al ser sometidas a altas temperaturas -nos diría-. Se aprobaron por separado sin estudiarse luego si los distintos aditivos son compatibles entre sí y realmente se ignoran las consecuencias de mezclar distintas proporciones de esos aditivos químicos; incluidos los legalizados”. Y debe ser verdad porque lo cierto es que cada vez hay más casos de problemas estomacales e intestinales, úlceras, procesos inflamatorios, intolerancias y alergias tras consumir pan. De ahí que considere urgente que se implementen rigurosos controles de calidad sobre él con inspectores que recojan muestras para analizarlas en laboratorio y constatar no ya que están libres de microbios patógenos -que también- sino de tóxicos, especialmente los potencialmente cancerígenos.
(La entrevista apareció en el número 157).

 

Jose Ignacio Lao: “El diagnóstico genético ayuda a mejorar a los niños autistas” vvvvJose Ignacio Lao: “El diagnóstico genético ayuda a mejorar a los niños autistas” 

Director Médico de Genomic Genetics International en el Instituto Universitario Dexeus de Barcelona el Dr. José Ignacio Lao Villadóniga asevera que en los patrones genéticos de los niños -sean éstos heredados o se hayan modificados epigenéticamente durante el embarazo- está la respuesta a por qué los tóxicos medioambientales y las vacunas provocan autismo en unos y no en otros. El primer paso debe pues ser siempre averiguar cómo se hallan las vías de formación de neurotransmisores, las de metilación, las vías responsables del sistema de desintoxicación y las rutas de las respuestas inflamatorias además de hacer un análisis de farmacogenética ya que si bien todos tenemos los mismos genes no siempre y en todas las personas se expresan igual. “Hay personas especialmente vulnerables a ciertas sustancias -nos diría- que están entre los componentes excipientes de las vacunas y a las que por el estado tan precario de su sistema natural de desintoxicación les resultan especialmente tóxicas y lesivas aún estando en concentraciones mínimas. Quizás haya pues que replantearse todos los estudios hechos e incluir un paso previo: agrupar a los niños en función de su variabilidad genética para evitar cualquier sesgo. Se demostraría así que hay niños especialmente vulnerables con los que hay que tomar precauciones porque en su caso no las vacunas en sí sino algunos de sus componentes excipientes pudieran resultar especialmente tóxicos”. Y es que un preciso conocimiento genético permite encontrar para cada persona la mejor vía de tratamiento a nivel nutricional, fitoterapéutico, ortomolecular y/o farmacológico.
(La entrevista apareció en el número 156).

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número