Entrevistas destacadas del año 2014

ntermedia_177_03Allen Frances: “Las multinacionales farmacéuticas se han vuelto más peligrosas que los cárteles de las drogas”

Presidente del grupo de trabajo del DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) -la «biblia» de los diagnósticos y tratamientos psiquiátricos- y coautor del DSM-III el psiquiatra norteamericano Allen Frances denuncia en un libro titulado ¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría la enorme farsa creada por las multinacionales farmacéuticas en torno a las enfermedades mentales. “Los medicamentos psiquiátricos están siendo salvajemente sobreutilizados en personas que no lo necesitan”, afirma. A su juicio la raíz del problema está en que en realidad no hay fronteras claras entre lo que se considera mentalmente «normal» o un «desorden» y no existen pruebas biológicas objetivas que determinen si alguien padece o no lo que cualquier psiquiatra puede subjetivamente decidir considerar un caso de «trastorno psiquiátrico». De hecho es eso, según denuncia, lo que ha permitido a las multinacionales farmacéuticas calificar situaciones humanas normales como la tristeza, la ansiedad o las preocupaciones -inherentes a la condición humana- como «trastornos mentales» que tratar con fármacos. Allen Frances critica abiertamente por eso el DSM-V afirmando que va a llevar la actual inflación de diagnósticos a la hiperinflación y a falsas epidemias de enfermedades mentales. Un asunto grave que empieza a afectar sobre todo a los niños. “Estamos realizando con nuestros hijos un experimento incontrolado bañando cerebros inmaduros con potentes productos químicos sin conocer cuál será su impacto final”. Para el psiquiatra norteamericano los medicamentos deben de ser el último recurso y no el resultado de un primer acto reflejo.
(La entrevista apareció en el nº 177).

 

Dr. Marcos Mazzuka: "Muchas vacunas son peligrosas y no se justifican"

Dr. Marcos Mazzuka: «Muchas vacunas son peligrosas y no se justifican»

Especialista en Pediatría y Puericultura, máster en Dietas y Nutrición y experto en Medicina Regenerativa, Toxicología y Quelación el Dr Marcos Mazzuka se opone frontalmente al uso de Gardasil -la vacuna que gratuitamente se supone protege del cáncer de cérvix en caso de contagio por el virus del papiloma humano- no porque no esté demostrada su eficacia -que también- sino porque la considera responsable de patologías de tipo cerebeloso -pérdida de conocimiento, ataxia, déficits de la marcha…- y de toda una serie de problemas neuroendocrinos graves que ni siquiera se habían visto con otras vacunas. “Ha de existir algún desencadenante -nos diría- que, a nuestro juicio, está relacionado con la presencia en sangre del ADN recombinante (ADNR) del virus del papiloma -que ha sido creado por ingeniería genética, no se olvide- y, sobre todo, por la presencia de aluminio en la vacuna”. A Marcos Mazzuka le parece inexplicable que haya aún médicos que puedan creerse el absurdo de que los efectos secundarios que provoca la vacuna en muchas niñas se debe a un «autoengaño histérico».Los casos de esas niñas –afirma- no tienen origen en un trauma psicológico. Sufren una clarísima patología neuroendocrina, básicamente autoinmune”. Y lo demuestra que pueden ser tratadas -entre otras cosas- con una desintoxicación a fondo del organismo que incluya hidroterapia de colon y quelación -intravenosa u oral-, la ozonización de su sangre, una adecuada nutrición ortomolecular -preferiblemente por vía endovenosa- y una dieta adecuada.
(La entrevista apareció en el nº 176).

 

ntermedia_134_07Martin Pall: “La fatiga crónica, la fibromialgia, la sensibilidad química múltiple y el trastorno de estrés post-traumático pueden tratarse de forma natural»

Profesor emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Washington State University (EEUU) especializado en Medicina Ambiental y uno de los principales expertos sobre el impacto de las radiaciones en la salud Martin Pall asegura que la Fatiga Crónica, la Fibromialgia, la Sensibilidad Química Múltiple y el Trastorno de Estrés Postraumático no sólo son enfermedades reales sino que comparten mecanismos bioquímicos comunes con parámetros verificables. Según Martin Pall estas patologías comienzan con el impacto biológico y emocional de diferentes factores estresantes -desde el estrés psicológico a la inhalación de tóxicos ambientales pasando por el exceso de radiación electromagnética o infecciones virales- que directa o indirectamente acaban incidiendo en alguno de los procesos bioquímicos que componen lo que denomina Ciclo NO/ONOO, cuyo centro es el óxido nítrico (NO) y un derivado: el peligroso peroxinitrito (ONOO). Hablamos de un ciclo metabólico lo que explica que la interferencia patógena en uno de sus procesos incide sobre otro que a su vez incide sobre otro… y así sucesivamente. De tal manera que una vez se pone en marcha puede retroalimentarse hasta producir un proceso patológico… que afortunadamente puede tratarse: “Hay una serie de sustancias naturales –nos diría- que han demostrado en ensayos clínicos lograr mejoras sustanciales en estos pacientes: la carnitina, la acetil-carnitina, la coenzima Q10, los polifenoles, los flavonoides, altas dosis de vitamina C y suplementos de aceite de pescado; éstos sobre todo por su riqueza en omega-3, ácidos grasos que han demostrado en ensayos clínicos ser útiles contra las enfermedades multisistémicas. Entre otras razones por sus propiedades antiinflamatorias, otra de las consecuencias del Ciclo NO/ONOO”.
(La entrevista apareció en el nº 175).

 

ntermedia_093_01Ramón Cacabelos: «Ya es posible saber de forma personalizada si un fármaco nos es más o menos útil o, por el contrario, ineficaz o incluso peligroso»

Presidente de la Asociación Mundial de Medicina Genómica el Dr. Ramón Cacabelos nos explicó en detalle por qué hoy es posible saber de forma personalizada si un fármaco nos es más o menos útil o, por el contrario, ineficaz o incluso peligroso. Basta para ello un test farmacogenético que nos permita conocer qué tipo de metabolizador somos, qué fármacos nos hacen efecto -y en qué dosis- y cuáles no. “Los medicamentos –nos dijo- no se pueden prescribir como si fuéramos parte de una piara porque cada uno de nosotros tiene un perfil farmacogenético diferente y, por ende, una reacción farmacológica diferente. Por otra parte, personalizar los tratamientos reduciría de un 30% a un 60% el número de efectos adversos y entre un 20% y un 30% el gasto farmacéutico derivado del fracaso terapéutico o la corrección de reacciones adversas de naturaleza iatrogénica”. Según el Dr. Cacabelos en la población occidental sólo el 25% de las personas metabolizan de forma normal el 60% de los fármacos que más se prescriben; el otro 75% recibe pues tratamientos susceptibles de dañarles o, en el mejor de los casos, que no les son útiles por ser metabolizadores demasiado lentos o demasiado rápidos.
(La entrevista apareció en el nº 174).

 

ntermedia_174_05José Francisco Navarro: «La Medicina Predictiva debería ser hoy lo común»

El Dr. José Francisco Navarro Marco, experto en Nutrición Ortomolecular, Homeopatía, Biorresonancia, Electroacupuntura, Kinesiología y otras disciplinas, apostó hace ya muchos años por la Medicina Predictiva. Es decir, por el conocimiento más exacto posible de la situación general de una persona valorando tanto analíticas bioquímicas y pruebas ecográficas y de radiodiagnóstico como sus factores genéticos y su estado bioenergético. De hecho en su centro utiliza más de 15 test analíticos diferentes; desde los clásicos de sangre y orina a otros menos conocidos que permiten conocer los niveles de minerales, aminoácidos, ácidos orgánicos, ácidos grasos, antioxidantes, neurotransmisores, el pH de la sangre y la orina, el estado de la flora intestinal, el riesgo cardiovascular y de cáncer, posibles intolerancias alimentarias, el nivel de estrés, la determinación de la edad biológica y la funcionalidad de órganos y glándulas -mediante el estudio de las enzimas que liberan- así como 53 parámetros proteómicos. Y es que según asevera “todas las patologías, incluidas las consideradas idiopáticas, tienen un origen común: la intoxicación y acidificación del organismo. Algo que lleva a déficits de oxigenación e irrigación sanguínea, a déficits nutricionales -sobre todo de antioxidantes-, a inflamación, a infecciones oportunistas y a una inevitable degeneración celular”.
(La entrevista apareció en el nº 174).

 

Marina de la Fuente: “El cáncer radio-inducido puede llegar a convertirse en un auténtico problema de salud pública”Marina de la Fuente: “El cáncer radio-inducido puede llegar a convertirse en un auténtico problema de salud pública”

Directora del Departamento de Diagnóstico por Imagen de la Clínica Ruber de Madrid la radióloga Marina de la Fuente denunciaría en nuestra revista que en la actualidad existe un desmesurado abuso de las pruebas de radiodiagnóstico. “El equipamiento médico que utiliza radiaciones ionizantes –nos dijo- debiera ser considerado seguro pero lo cierto es que existe una preocupación creciente porque al tiempo que se intentan minimizar los riesgos se busca maximizar el beneficio”. Siendo la prueba de la que más se está abusando la Tomografía Axial Computarizada (TAC). De hecho son varios ya los estudios que señalan que el 40% de tal prueba se pide sin auténtica necesidad y además muchas veces no ayudan al diagnóstico. Lo grotesco es que en muchos casos los TAC se repiten simplemente porque los médicos no tienen acceso a los realizados anteriormente. Un auténtico sinsentido porque como nos explicó “el riesgo de contraer cáncer por un solo TAC es en principio bajo pero es que actualmente son ya demasiadas las personas que han sido sometidas a varios y la radiación se acumula. Y cada vez se hacen más; en España unos cuatro millones y medio al año. Si esto no se frena el cáncer radio-inducido puede llegar a convertirse en un auténtico problema de salud pública”. Riesgo, cabe añadir, que es mayor en los niños ya que sus tejidos y órganos son tres veces más sensibles al estar aún en fase de crecimiento.
(La entrevista apareció en el nº 170).

 

Olle Johansson: "Debemos proteger a nuestros hijos de la tecnología Wi-Fi”Olle Johansson: «Debemos proteger a nuestros hijos de la tecnología Wi-Fi”

Profesor del Departamento de Neurociencias, jefe de la Unidad de Dermatología Experimental del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) el doctor Olle Johansson asevera que las radiaciones electromagnéticas no ionizantes de baja intensidad son dañinas para la salud, lo que incluye la tecnología Wi-Fi. Son ya numerosos los estudios que lo demuestran fehacientemente. Pueden provocar efectos térmicos agudos en los organismos pero también efectos no térmicos que a menudo aparecen tras exposiciones a largo plazo e incluyen desde daños en el ADN que provocan trastornos y alteraciones de las funciones celulares -como un aumento de las vías estimuladoras intracelulares y/o la alteración del calcio intracelular- a rupturas en la barrera hematoencefálica, disfunciones en el sistema inmune y pérdida de la fertilidad. Daños que pueden acabar provocando muy diversas patologías que en el caso de los niños son mucho más graves. «Se han constatado posibles daños a corto plazo sobre la memoria, la concentración y el sueño -nos diría-. Y a medio y largo plazo otros más graves: alergias, trastornos del comportamiento, problemas inmunológicos e incluso cáncer. Así que la instalación de sistemas inalámbricos que supongan la exposición involuntaria a la radiación de microondas pulsátiles debería prohibirse ¡inmediatamente!”
(La entrevista apareció en el nº 168).

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número