Temas destacados del año 2016

Evitan amputar pies diabéticos usando nanopartículas de plataEvitan amputar pies diabéticos usando nanopartículas de plata

Un equipo del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ensenada (Baja California, México) coordinado por la Dra. Nina Bogdanchikova en colaboración con la investigadora del Consejo Técnico Académico de la Red Internacional de Bionanotecnología con impacto en Biomedicina, Alimentación y Bioseguridad Karla Oyuky Juárez ha logrado evitar amputaciones de pie diabético en el 97% del centenar de casos que han tratado usando ¡nanopartículas de plata! Como se sabe la plata es antivírica, antibacteriana y antifúngica y mata cientos de microorganismos patógenos por simple contacto. El estudio revela que las nanopartículas aplicadas en forma de aerosol se comportan como nanoesferas que liberan controladamente iones de plata capaces de detener la acción microbiana y permitir la regeneración del tejido dañado. Es más, acaban de demostrar la actividad anticancerígena de las nanopartículas de plata en varias líneas celulares; sobre todo de cáncer de mama y cérvico-uterino. Y además son útiles en veterinaria, apicultura y acuicultura.
(El reportaje se publicó en el nº 199)

 

Mueren 352 adolescentes europeas tras vacunarse con Gardasil y CervarixMueren 352 adolescentes europeas tras vacunarse con Gardasil y Cervarix

Nuestra revista lleva desde 2007 alertando de los peligros e ineficacia de las vacunas que se supone protegen del virus del papiloma humano –Gardasil y Cervarix– denunciando además la agresiva campaña de marketing que se montó para hacer con ellas vacunaciones masivas, cómo se habían ocultado datos sobre sus graves efectos secundarios e, incluso, cómo se utilizó a adolescentes como cobayas humanas sin que lo supieran. Pues bien, en 2015 se habían reportado ya solo en la Unión Europea más de 45.000 casos de reacciones adversas -y más de 40.000 en Estados Unidos- habiendo fallecido en el viejo continente 352 jóvenes. Un auténtico escándalo que no mereció una sola línea en los grandes medios de comunicación. Alicia Capilla Lanagrán, presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma, nos diría al respecto que cuando se detectaron en Valencia las primeras afectadas por la vacuna del papiloma humano las autoridades sanitarias aseguraron hipócritamente que se trataba de casos excepcionales y únicos ya que sabían que en otros países se habían notificado muchos casos. «Es indignante –manifestaría- que haya aún médicos, enfermeras y autoridades que sigan diciendo que los graves problemas que sufren miles de niñas sanas tras ser vacunadas son simples casualidades, que la vacuna no tiene nada que ver y que se deben a problemas psicológicos que las niñas somatizan». Añadiendo: «La mayoría de los médicos no acepta relacionar las reacciones adversas que ven en muchas niñas tras ponerles la vacuna porque les han convencido de que es prácticamente inocua. Y me parece intolerable que se ignore lo que está pasando cuando el 43% de las notificaciones de sospechas de reacciones adversas por la vacuna son de carácter grave». Cabe agregar que en Francia 1.200 profesionales de la salud han firmado ya un documento negándose a inocular a más niñas las vacunas del papiloma humano. En suma, es inaudito que autoridades y médicos nieguen efectos secundarios ¡que se admiten en los propios prospectos de las vacunas!
(El reportaje se publicó en el nº 198)

 

Isabel Bellostas: "La vacuna de la hepatitis B debería ser inmediatamente retirada"Isabel Bellostas: «La vacuna de la hepatitis B debería ser inmediatamente retirada»

Pediatra e investigadora la Dra. Isabel Bellostas está convencida de que existe relación directa entre la inoculación de la vacuna de la hepatitis B que se pone a los bebés nada más nacer y la bronquiolitis epidémica, enfermedad infecciosa propia de lactantes y niños pequeños que afecta al tracto respiratorio por lo que no entiende que se inocule de forma generalizada en los hospitales españoles; máxime cuando no es obligatoria (ninguna vacuna lo es en nuestro país). “Es una locura –nos diría- poner una vacuna a un niño de apenas 12 horas de vida con un sistema inmune inmaduro. La inoculación de la vacuna provoca un grave caos en el sistema inmunológico del recién nacido que le lleva a reaccionar agresivamente ante la presencia de otros virus o sustancias extrañas”. De hecho para la Dra. Bellostas tal sería la causa de que estemos asistiendo a la aparición de nuevas y graves patologías infantiles. “En pocos años –añadiría- los niños han pasado de padecer enfermedades propias de la infancia de carácter agudo pero que se superaban en pocos días y tenían baja mortalidad -como el sarampión, la rubeola, la varicela o las paperas- a padecer múltiples enfermedades crónicas de base inmune y a numerosos casos de cáncer pediátrico; sobre todo neurológico y del sistema hematopoyético”. Asimismo denunció en nuestra revista la presencia de ADN humano fetal en la composición de ciertas vacunas pediátricas sin que se indique en el prospecto, hecho que podría asociarse al enorme aumento de casos de autismo de las últimas décadas. Su consejo a los padres es vacunar solo de lo imprescindible y cuanto más tarde mejor. Tal es su postura aunque en la revista mantenemos que ninguna vacuna ha demostrado ser eficaz y segura.
(La entrevista apareció en el nº 198).

 

ntermedia_197_01Los peligros de cocer y freír los alimentos

Dicen algunos antropólogos que la cocción de los alimentos fue lo que inició nuestra separación definitiva de los primates y explica el espectacular incremento en apenas un millón de años de nuestro volumen cerebral al permitirnos ingerir carnes ricas en proteínas y hacer masticables y digeribles algunos vegetales pero, paradójicamente, hoy es considerada por otros expertos la principal causa de la mayoría de las enfermedades «modernas». Y es que cocerlos disminuye la cantidad y calidad de sus nutrientes, destruye las enzimas que permiten digerirlos y puede generar además moléculas imposibles de procesar que se acumulan como toxinas provocando a veces la reacción descontrolada del sistema inmunitario. Algo que advirtió hace ya casi un siglo el Dr. Kouchakoff al comprobar que la ingesta de todo alimento cocido inicia un proceso inflamatorio que, al repetirse día tras día, lleva a una inflamación sistémica permanente que estaría a menudo detrás de las enfermedades metabólicas, degenerativas y crónicas. De hecho todo alimento crudo cuenta con enzimas específicas para poder ser metabolizado pero a 50º las enzimas de un alimento se destruyen, a 60º la vitamina C y a 100º se desnaturalizan la mayor parte de los complejos órgano-metálicos provocando su precipitación como sales minerales de pobre asimilación. Y la desnaturalización de las proteínas de un alimento puede hacer que el sistema inmunitario las considere extrañas y ataque dando así lugar a procesos de intolerancia y/o alergia y a las llamadas enfermedades autoinmunes. Eso sí, son las grasas o lípidos las sustancias que más se alteran por el calor de la cocción, en especial las más insaturadas que abundan en los aceites vegetales; se oxidan y polimerizan y además se transforman en isómeros de ácidos grasos «trans».
(El reportaje se publicó en el nº 197)

 

Crean la Asociación Nacional Voz para la Oncología Infantil (VOI)Cuestionan la eficacia de los tratamientos para cáncer en niños

Un grupo de padres cuyos hijos padecen o han fallecido de cáncer decidió crear la Asociación Nacional Voz para la Oncología Infantil (VOI) a fin de derribar el muro de obscurantismo de la oncología pediátrica, salpicada de estadísticas maquilladas que hablan de porcentajes de curación irreales. Exigen transparencia, tratamientos eficaces y una investigación seria y centrada en el cáncer infantil y su primera acción fue pedir firmas para la creación de una Comisión Nacional para el Cáncer Infantil que analice con rigor la realidad de la situación y la auténtica «eficacia» de los tratamientos. La asociación considera asimismo necesario que los padres reciban una información rigurosa sobre los protocolos que se van a aplicar a los niños con cáncer y poder optar a tratamientos individualizados de mayor eficacia curativa minimizando los efectos secundarios. Y es que para quienes han fundado VOI es evidente que los protocolos y tratamientos oncológicos no funcionan en la mayoría de los casos y quieren que así se constate pública y oficialmente haciendo un seguimiento riguroso, real y personalizado de cada protocolo y caso. Es más, entienden que la mayoría de los niños muere ¡a causa de los tratamientos oncológicos que reciben y no de la enfermedad! «La Sociedad Española de Oncología y Hematología Pediátrica afirma que algunos cánceres pediátricos llegan a curarse hasta en el 98% de los casos pero los que hemos vivido este drama durante años y hemos hablado con muchos otros padres sabemos bien que no es así. ¡Fallecen casi todos!«, afirma con rotundidad Eduardo Mejía, uno de los responsables de VOI.
(El reportaje se publicó en el nº 195)

 

ntermedia_194_01Activar la producción de Nrf2 previene las principales patologías degenerativas

La Nrf2 es una proteína reguladora de los genes involucrados en la producción de numerosas enzimas antioxidantes capaces de neutralizar las especies reactivas de oxígeno -los famosos radicales libres- y además desintoxicarnos. Son varios los estudios que demuestran que una mayor presencia de ella en el organismo podría prevenir las principales patologías crónicas y degenerativas -diabetes y cáncer incluidos -y que eso puede lograrse mediante suplementos nutricionales pero también a través de la dieta. Y es que la ingesta de algunos vegetales ricos en principios activos como el sulforafano, la curcumina, el propóleo y el wasabi -de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antiproliferativas y moduladoras de distintas vías de señalización- aumenta la producción por el organismo de la superóxido dismutasa, la glutatión peroxidasa, la hemo-oxigenasa y la catalasa. Activando de forma especialmente eficaz la Nrf2 el sulforafano de las crucíferas -sobre todo el brócoli-, la curcumina -principio activo de la cúrcuma e ingrediente esencial del curry-, el ester fenetilo del ácido cafeico -principio activo del própolis o propóleo- y el 6-metilsulfinilhexilo presente en el rábano japonés wasabi (Wasabia japónica). Terminamos indicando que hay también sustancias endógenas que activan la Nrf2 como el óxido nítrico y algunas prostaglandinas.
(El reportaje se publicó en el nº 194)

 

Proponen extirparle el 75% del estómago para curarse... ¡y lo hace siguiendo un tratamiento natural!Proponen extirparle el 75% del estómago para curarse… ¡y lo hace siguiendo un tratamiento natural!

A Miguel Ortega Garralda se le diagnosticó en diciembre de 2014 en el conocido MD Anderson Cancer Center de Madrid un cáncer de estómago -en concreto un “adenocarcinoma difuso de células en anillo de sello en el antro”-, diagnóstico que sería posteriormente confirmado en la Clínica Universitaria de Navarra proponiéndosele como única solución una gastrectomía radical que implicaba la extirpación de entre el 50% y el 75%. De lo contrario, se le dijo, las consecuencias serían «fatales». Se encontró así con un aterrador panorama ante el que estuvo a punto de claudicar cediendo a la presión de los médicos y de su propio entorno familiar pero tras reflexionarlo profundamente decidió optar por un tratamiento no agresivo natural ¡y el cáncer desapareció! El caso fue tan sorprendente que en la Clínica Universitaria de Navarra pidieron las muestras de las biopsias tomadas en el MD Anderson Cancer Center para descartar que se tratara de un error y se hubieran cruzado en el laboratorio pero tras obtener el perfil genético se certificó que, efectivamente, pertenecían al mismo paciente. ¿Y cómo logró superar un cáncer presuntamente incurable? Pues simplemente yéndose a vivir a un lugar tranquilo, desintoxicándose, siguiendo una dieta estricta y tomando Renovén -el antiguo Bio-Bac-, enzimas proteolíticas, ácidos grasos omega-3 DHA y EPA, una infusión de guanábana, cloruro de magnesio, dicloroacetato, L-Taurina y vitaminas B1 y B12. Detalles que nos explicaría ampliamente cuando charlamos con él.
(El reportaje se publicó en el nº 193)

 

El sinsentido de los diagnósticos psiquiátricos: el Experimento RosenhanEl sinsentido de los diagnósticos psiquiátricos: el Experimento Rosenhan

Que muchas de las patologías psiquiátricas son tan inexistentes como ineficaces los tratamientos que se dan a los desdichados a quienes se etiqueta con ellas se ha denunciado ampliamente en esta revista; de hecho lo saben tanto los psiquiatras como las autoridades sanitarias que aun así mantienen la farsa. Al menos desde que hace 23 años un profesor de Psicología de la Universidad de Stanford llamado David Rosenhan decidió demostrarlo acudiendo él mismo y otros siete colegas sanos a varias instituciones mentales diciendo que sufrían lo que los psiquiatras llaman «alucinaciones acústicas». Pues bien, se les creyó -a siete se les diagnosticó esquizofrenia y a uno psicosis maniaco-depresiva-, cuando confesaron la verdad nadie les hizo caso, se les retuvo una media de 19 días -a Rosenhan 52- y solo les dejaron salir tras admitir que entraron enfermos y la medicación -que no tomaron- les había mejorado. El caso se publicaría nada menos que en Science. Lamentablemente la demostración no sirvió de mucho y en las últimas décadas, asumiendo lo que dictan los laboratorios farmacéuticos, los psiquiatras se han dedicado a aumentar el número de “enfermedades mentales” y a asegurar que la solución está en tratarlas con fármacos químicos cuando ¡ni uno sólo ha demostrado su eficacia! Es más, comportamientos humanos habituales han pasado ya a considerarse patológicos, algo vergonzoso porque cuando un psiquiatra etiqueta a alguien como afecto de una enfermedad mental le estigmatiza familiar y socialmente para toda la vida aunque su diagnóstico sea discutible cuando no claramente erróneo.
(El reportaje se publicó en el nº 193)

 

ntermedia_193_03Durísimo ataque a la industria farmacéutica

Sir Richard Thompson -expresidente del Real Colegio de Médicos de Gran Bretaña y médico personal de la Reina-, John Ashton -presidente de The Faculty of Public Health-, J. S. Bamrah -Director Médico del Manchester Academic Science Centre-Rita Redberg -editora del Journal of American Medical Asociation (JAMA)- y James McCormack -conocido farmacéutico y divulgador científico- decidieron en la primavera de 2016 respaldar el manifiesto que pocas semanas antes había elaborado el prestigioso cardiólogo Aseem Malhotra en el que se pedía poner freno a la comercialización de fármacos inútiles y peligrosos, a la práctica de tratamientos manifiestamente ineficaces, a la desinformación de médicos y pacientes, a la sobremedicación, a las malas prácticas, a los estudios insuficientes, a los sobornos de los médicos, a las publicaciones sesgadas y, en definitiva, a la búsqueda de beneficios económicos por encima de los intereses y la salud de los pacientes. Es decir, denunciaron lo que el Dr. Peter Gøtzsche denomina sin tapujos en uno de sus libros “crimen organizado”. Es más, Richard Horton, editor-jefe de The Lancet, ha llegado a aseverar por su parte quemucha de la literatura científica -quizás la mitad- podría ser simplemente falsa”. Y el psiquiatra y periodista científico Ben Goldacre que hoy día “la Medicina está en quiebra”. Añadiendo: “Si los pacientes y el público en general llegaran a comprender plenamente el perjuicio que se les está causando -consentido por médicos, académicos y entidades reguladoras- se indignarían”.
(El reportaje se publicó en el nº 193) 

 

ntermedia_192_01¿Son los colegios oficiales medios de control de los médicos?

¿Es la Organización Médica Colegial (OMC) un instrumento para controlar a los médicos y proteger el modelo sanitario imperante impuesto por la gran industria farmacéutica que se basa fundamentalmente en el uso de medicamentos meramente paliativos y iatrogénicos? ¿Son las comisiones deontológicas y el llamado «proceso de validación periódica» herramientas para ejercer ese control, condicionar a los médicos críticos y tomar medidas disciplinarias contra los que desafíen sus directrices asumiendo enfoques, terapias y métodos naturales? En suma, ¿están los colegios médicos al servicio de sus asociados o se crearon para controlarles y obligarles a practicar la Medicina atendiendo solo a los protocolos que se les imponen en un claro intento de restringir su libertad profesional? Porque se supone por ejemplo que las comisiones deontológicas velan por el comportamiento ético de quienes ejercen la Medicina… solo que eso pasa por asumir antes qué es lo «correcto» o «aceptable» y qué no, cuándo un comportamiento es deontológicamente reprochable y cuándo no. Además van a menudo mucho más allá de sus funciones e imponen sus criterios en multitud de ámbitos a pesar de que nadie les ha facultado para decidir qué es o no correcto en el ejercicio profesional de un médico. Y es que las comisiones deontológicas se usan hoy para amedrentar a los médicos que tienen la desfachatez de pensar y decidir por sí mismos en lugar de atender a las verdades oficiales establecidas por quienes les representan… políticamente. En cuanto al llamado Proyecto de validación periódica de la colegiación es en realidad otro instrumento de fiscalización cuyo objetivo declarado es “dar fe de que el médico que la obtiene reúne y mantiene los estándares definidos para ejercer como médico”; es decir, los estándares que imponen quienes mandan. Y todo ello se debe el hecho de que las industrias que controlan la salud han decidido no solo desprestigiar todo lo que pueda poner en peligro su negocio sino incluso amedrentar y amenazar con retirar la licencia a los médicos que osen no aceptar sus verdades y protocolos… por evidente que sea que no funcionan.
(El reportaje se publicó en el nº 192)

 

ntermedia_192_02¿Deciden la política sanitaria mundial las fundaciones filantrópicas?

Las principales fundaciones «filantrópicas» relacionadas con la alimentación y la salud a nivel mundial tienen estrechos vínculos con las industrias farmacéutica y alimentaria habiendo claros conflictos de interés que dejan en entredicho su presunto altruismo. Lo constatan trabajos recientes que avalan el publicado en 2011 en PLoS Medicine con el título La filantropía mundial en la salud y las relaciones institucionales: ¿cómo deberían gestionarse los conflictos de interés? en el que se examinó la actuación de las cinco principales fundaciones privadas estadounidenses -la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Ford, la Fundación WK Kellogg, la Fundación Robert Wood Johnson y la Fundación Rockefeller- y si actúan de forma realmente altruista indicando todo que no es así en absoluto; antes bien se dedican a condicionar la toma de decisiones políticas en el ámbito de la salud. De hecho en los puestos directivos de las grandes fundaciones «filantrópicas» relacionadas con la alimentación y la salud hay numerosos exejecutivos de las principales multinacionales alimentarias y farmacéuticas. Lo explicó de forma detallada la exasesora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y profesora de Sociología en la Universidad de Essex (Reino Unido) Linsey McGoey en un libro que con el título Nada es gratuito: la Fundación Gates y el precio de la filantropía apareció en septiembre de 2015 en el que entre otras muchas cosas afirma: “Es indudable que la Fundación Gates -en su obra se refiere así al hablar de la Fundación Bill y Melinda Gatesjuega un papel decisivo en la formación y dirección de las políticas de salud mundial, en la toma de decisiones internacionales al más alto nivel. Y es que se trata del segundo mayor contribuyente de la OMS tras Estados Unidos y aunque técnicamente ésta tiene que ser igual de sensible -democráticamente hablando- a las necesidades de sus estados miembros, sean cuales sean sus contribuciones monetarias, en la práctica procura no irritar a quienes contribuyen económicamente a su supervivencia. De ahí su tendencia a alinearse en algunas decisiones con los intereses de Estados Unidos. Es más, hay pruebas de que algunas de las políticas de la OMS se tomaron por sugerencias directas realizadas por la Fundación Gates”. Y es que es posible que el lector lo ignore pero el 68% de las donaciones privadas para la salud del mundo las hace hoy la Fundación Bill y Melinda Gates.
(El reportaje se publicó en el nº 192)

 

ntermedia_192_03Acusan a la OMS y a los CDC de ocultar la verdad sobre la vacuna del virus del papiloma humano

El doctor Sin Hang Lee, miembro del Departamento de Patología del Mildford Hospital de Connecticut (EEUU), dirigió en enero de 2016 una Carta Abierta a la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, en la que acusaba a miembros importantes del Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS), de la OMS, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y de otros organismos oficiales de manipular datos y ocultar información científica a fin de poder sostener que la vacuna del virus del papiloma humano es segura cuando hay numerosas evidencias que indican lo contrario; falsa aseveración que está permitiendo a los testaferros de la industria en los gobiernos de algunos países imponerla como obligatoria ¡incluso en niños varones! Y eso que los casos de reacciones adversas y muertes que se achacan a ella siguen aumentando. Es más, los médicos que atienden a las jóvenes afectadas niegan que los graves síntomas que padecen se deban a ella a pesar de que tales reacciones ¡se recogen en el propio prospecto! Sin Hang Lee denuncia además que Gardasil no es una vacuna hecha con partículas similares a las del virus del papiloma humano sino una vacuna de ADN vírico elaborada por ingeniería genética que se «empaquetó» con aluminio. Y acusa asimismo de mentir sobre la seguridad de las vacunas al Dr. Robert Pless -presidente del Comité Asesor Global en Seguridad de las Vacunas de la OMS-, a la Dra. Melinda Wharton -de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos- y a otros altos cargos, incluyendo funcionarios de la OMS.
(El reportaje se publicó en el nº 192)

 

ntermedia_191_01El colesterol elevado ¡reduce el riesgo de muerte por enfermedad!

En 2015 cuatro importantes investigadores japoneses publicaron en Annals of Nutrition and Metabolism un trabajo según el cual la mortalidad por cualquier enfermedad es menor entre quienes tienen más colesterol. “La mortalidad por enfermedad -afirman- es más alta, sin excepciones, entre quienes tienen un nivel de colesterol más bajo». Añadiendo: «Las personas de edad avanzada con los niveles de colesterol más altos son las que tienen mayores tasas de supervivencia; y ello es así independientemente de dónde vivan en el mundo”. Es más, niegan que haya relación entre el llamado «colesterol malo» y las patologías cardiovasculares. El trabajo echa abajo pues -una vez más- el mito del peligro del colesterol y la absurda recomendación de ingerir estatinas para disminuir su nivel en sangre. De hecho llegan a decir que «se trata del error más grande cometido el pasado siglo XX por la ciencia médica”. No justifica pues el consumo de estatinas que, encima, inhiben la síntesis de vitamina K2 -cofactor fundamental para proteger las arterias de la calcificación- y la biosíntesis de proteínas que contienen selenio y protegen del estrés oxidativo -como la glutatión peroxidasa- pudiendo ello derivar en una insuficiencia cardíaca congestiva. De hecho dos de ellos, Harumi Okuyama y Tomohito Hamazaki, afirman que «la epidemia de insuficiencia cardiaca y aterosclerosis que asola al mundo moderno puede estar agravándolo, paradójicamente, el uso generalizado de estatinas». Cabe añadir que la incidencia de cáncer de hígado y la mortalidad por cirrosis y otras patologías hepáticas es nula entre las personas con los niveles de colesterol más altos; probablemente porque las lipoproteínas de baja densidad (LDL) compiten con los virus de la hepatitis C en los receptores celulares. «Podemos asegurar que un nivel alto de colesterol es predictor de longevidad y que la mortalidad por cualquier causa es menor entre las personas con niveles altos de colesterol», afirma el Dr. Harumi Okuyama.
(El reportaje se publicó en el nº 191)

 

ntermedia_191_02El virus zika y las nuevas mentiras de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) volvió a poner al mundo en alerta en 2016 advirtiéndole de un peligro que podía provocar millones de infectados si no se reaccionaba y atajaba a tiempo; es decir, lo mismo que hizo en su día con los priones -que se supone causan la llamada Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y llevó al sacrificio masivo de millones de vacas-, con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), con la gripe aviar, con la gripe porcina, con la gripe A achacada al virus H1N1 y con el virus del ébola, advertencias que no se cumplieron en ningún caso. El nuevo peligro mundial era el virus zika que transmitía un peligrosísimo mosquito ante el que la sociedad debía reaccionar de inmediato de la misma manera que siempre: poniendo ingentes cantidades de dinero al servicio y disfrute de quienes podían salvarnos de tan atroz peligro. Y nuestros acríticos políticos, médicos y periodistas volvieron incomprensiblemente a morder el anzuelo a pesar de que la afirmación de que el virus del zika provoca microcefalias en recién nacidos ni fue ni ha sido científicamente demostrada. Ni siquiera por parte de los millones de mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados que la compañía Oxitec ubicada en la ciudad brasileña de Juazeiro soltó masivamente para que la población de insectos silvestres disminuyera y, con ello, la expansión del dengue… sin éxito. Lo grotesco es que no está demostrado que el virus del zika provoque microcefalias pero sí que lo hacen algunos de los principios activos de los insecticidas que se usan para combatirlo; como la atrazina y el metolacloro. Cabe añadir que Oxitec, la empresa que desarrolló y patentó los mosquitos transgénicos de la variedad OX513A, forma parte de Intrexon, corporación líder en bioingeniería genética que financia la Fundación Bill y Melinda Gates.
(El reportaje se publicó en el nº 191)

 

ntermedia_191_07Manifiesto médico contra el actual sistema de vacunación

Ciento cincuenta y tres profesionales de la salud italianos encabezados por el doctor Roberto Gava -especialista en Cardiología, Farmacología y Toxicología Clínica y autor de más de un centenar de publicaciones científicas- firmaron a principios de 2016 un manifiesto oponiéndose al Plan de Vacunación Nacional 2016-18 que pretendía hacer de Italia uno de los países europeos con mayores tasas de vacunación. Dando para ello 21 razones. Según se afirma en él está constatado que las vacunas provocan a veces «alteraciones inmunitarias» que dan lugar a efectos secundarios importantes en los recién nacidos afectando sobre todo a los órganos inmunológicamente inmaduros. “Hemos observado que después de las vacunaciones –aseveran- muchos niños reaccionan con un aumento de la temperatura (reacción inmune clásica a una noxa externa), se alteran sus funciones digestivas y/o la regularidad de su ciclo de sueño-vigilia (expresión de una respuesta multisistémica), se vuelven más irritables, lloran sin consuelo y sufren regresión de algunas habilidades ya adquiridas (señal de irritación del sistema nervioso central). Tal evidencia, que cualquier médico atento puede constatar en niños recién vacunados -por supuesto no en todos-, nos lleva a cuestionarnos su seguridad -y no la de una vacuna sola-, especialmente por la forma en la que actualmente se inoculan las vacunas pediátricas”. Y añaden: “Nos hemos dado asimismo cuenta, tras la observación cuidadosa y prolongada de niños vacunados y no vacunados, que los no vacunados parecen más saludables, menos propensos a las enfermedades infecciosas -especialmente de las vías respiratorias superiores-, menos propensos a los trastornos intestinales y a las enfermedades crónicas, menos propensos a los trastornos neurológicos y conductuales y además necesitan luego menos fármacos y precisan de menos intervenciones sanitarias”.
(El reportaje se publicó en el nº 191)

 

ntermedia_190_02El Proyecto Halifax constata que hay productos naturales eficaces en cáncer

El Proyecto Halifax que en su día puso en marcha la organización canadiense Getting to Know Cancer (Conociendo el cáncer) con la idea de diseñar un protocolo de actuación frente al cáncer basado en sustancias de origen natural concluyó en 2016 con la publicación de un trabajo en el que participaron 180 científicos de 22 países que se centraron en 74 dianas moleculares especialmente importantes en el desarrollo del cáncer y sus recidivas. Y la conclusión fue que combinaciones cuidadosamente diseñadas de principios activos inocuos procedentes de plantas y alimentos maximizan la posibilidad de afrontar con éxito la mayoría de los cánceres. “La principal conclusión -aseveraría el doctor Keith I. Block, Director Médico y Científico del Block Center for Integrative Cancer Treatment de Illinois y primer firmante- es que combinaciones de químicos no tóxicos procedentes de sustancias naturales -fórmulas cuidadosamente diseñadas- podrían permitir detener la mayoría de los cánceres. Algo muy importante porque los médicos disponen hoy de un número limitado de herramientas para tratar la enfermedad, especialmente cuando la terapia convencional no funciona. Hablamos de tratamientos inocuos con un amplio espectro de objetivos que ofrecen considerables posibilidades». Claro y contundente. Mencionándose en él como verduras de constatadas propiedades anticancerígenas las crucíferas (col, brócoli, coles de bruselas, repollo, coliflor, col rizada, coles y col china), la rúcula, los nabos, los rábanos, el wasabi, los berros, la cúrcuma y la mostaza. Y ello por la presencia en ellos de vitamina C, fibra, ácido fólico, carotenoides, clorofila y, sobre todo, tres agentes claves: el indol (indol-3-carbinol), el fenilisotiocianato y, especialmente, el sulforafano. Siendo cada vez más los investigadores que coinciden en que la clave de los beneficios aportados por las crucíferas está precisamente en el sulforafano ya que es un potente inductor de proteínas Nrf2.
(El reportaje se publicó en el nº 190)

 

ntermedia_190_04La presunta inocuidad de muchos alimentos no está constatada

La industria agroalimentaria –al igual que la farmacéutica– no solo ha conseguido avalar “científicamente” la presunta seguridad de muchos productos cuya inocuidad y beneficios son manifiestamente discutibles sino incluso bloquear o desprestigiar las informaciones que ponen en entredicho sus aseveraciones. Llegando a hacer creer a la sociedad que es ella la que se encarga de proteger nuestra salud para lo cual han copiado los mismos argumentos y métodos que la industria farmacéutica. De hecho controla sociedades, fundaciones y organismos científicos y médicos que elaboran informes, estudios, libros y videos a la medida de sus intereses y han colocado a personas de confianza en puestos claves de las administraciones públicas nacionales e internacionales y establecido “convenios de colaboración” con entidades y medios de comunicación influyentes que difundan masivamente sus consignas. Es más, se ocupa de patrocinar cátedras universitarias que den apariencia científica a sus consignas, de crear centros de estudio, institutos y grupos de trabajo, de elaborar «material científico», de establecer convenios de colaboración con sociedades científicas y académicas, universidades y centros de investigación públicos y privados, de desarrollar campañas conjuntas con las administraciones públicas y otros agentes sociales relevantes, de otorgar premios a las empresas del sector para hacer creer que realmente están comprometidas con la salud y, en definitiva, de marcar las pautas a los políticos y a los científicos en lo que atañe a su campo de acción y negocio.
(El reportaje se publicó en el nº 190)

 

ntermedia_189_02¡Cada tumor emite una combinación de radiofrecuencias concretas y es posible actuar específicamente sobre él con las mismas!

Un grupo de oncólogos norteamericanos de la División de Hematología y Oncología de la Universidad de Alabama encabezado por el doctor Boris Pasche asevera que puede actuarse sobre los tumores malignos emitiendo radiofrecuencias específicas para cada tipo de tumor y de hecho han desarrollado un dispositivo que así lo hace y se aplica en la lengua. El método se dio a conocer en 2016 en un trabajo titulado Tratamiento selectivo del cáncer con radiofrecuencias electromagnéticas de amplitud modulada sobre las frecuencias específicas del tumor, el aparato se denomina TheraBionic y aseveran que dificulta la división de las células cancerosas -y por tanto el crecimiento tumoral- así como la metástasis. Los tumores responden a frecuencias específicas -todas ellas entre 1.000 y 15.000 hercios- habiendo algunas concretas que se detectan en distintos tipos de tumores. Cabe añadir que el Dr. Boris Pasche es conocido por su trabajo en el campo de la señalización de la proteína TGF-Beta-1 implicada en el control de la proliferación celular y por haber identificado uno de los primeros eslabones genéticos entre la obesidad y los cánceres de mama y colon habiendo investigado también los efectos de las radiaciones electromagnéticas y las frecuencias radioeléctricas en tumores malignos. Hablamos de un tratamiento bien tolerado que ha demostrado eficacia incluso en hepatocarcinomas avanzados.
(El reportaje se publicó en el nº 189)

 

ntermedia_189_01¡Descubren nanopartículas en las diluciones homeopáticas!

La clave de la eficacia de la Homeopatía parece estar en la presencia en las diluciones homeopáticas de nanopartículas de la sustancia original cercanas en algunos casos al tamaño de puntos cuánticos y de ahí que sean indetectables por medios convencionales. Lo ha constatado un equipo de científicos hindúes utilizando los últimos avances tecnológicos dando cuenta de ello en un trabajo publicado a finales de 2015 en International Journal of High Dilution Research. El descubrimiento avala de alguna manera las afirmaciones del Premio Nobel Luc Montagnier quien ya a finales de 2010 aseguró en una entrevista que publicó Science que la Homeopatía es eficaz, está científicamente fundamentada y no se justifican los ataques y burlas de las que es objeto. “No puedo afirmar que la Homeopatía tenga razón en todo –declararía- pero sí que sus ultradiluciones tienen efectos». Cabe añadir que estudios realizados durante los últimos cinco años han demostrado la existencia de una nueva realidad que obliga a replantearse el uso de la constante de Avogrado como medida de lo material ya que el factor de dilución homeopática excede ese número en varios órdenes de magnitud a pesar de lo cual sigue existiendo materia original en forma de nanopartículas. Se detectó con un microscopio electrónico de alta potencia y resolución que ha permitido obtener imágenes de sus estructuras cristalográficas a escala nanométrica. Agregaremos que el Departamento de Química del Ramnarian Ruia College de Maharashtra (India) ha demostrado usando la técnica de dispersión de luz dinámica que la acción de un fármaco homeopático varía según el tamaño de las nanopartículas.
(El reportaje se publicó en el nº 189)

 

ntermedia_189_05La clinoptilolita permite al organismo deshacerse de toxinas y metales pesados

Las zeolitas naturales son minerales microporosos de interesantes propiedades físicas y químicas de intercambio iónico y absorción que han sido por ello muy utilizadas en la industria y la agricultura así como en la preservación del medio ambiente para el tratamiento de residuos. Pues bien, la estabilidad, inocuidad y mínimo riesgo biológico de una de ellas, la clinoptilolita, la convierte en un producto natural terapéutico de amplias posibilidades. De hecho existen varios trabajos sobre su uso, especialmente para ayudar al organismo a deshacerse de toxinas, metales pesados, amonio, nitrosaminas e, incluso, sustancias radiactivas. Y como no se metaboliza cuando se ingiere una vez las atrapa el cuerpo expulsa todo a través de las heces. Interesante porque la clinoptilolita es la zeolita de mayor capacidad de absorción e intercambio iónico y es estable incluso en un medio tan ácido como el del estómago cuando la mayoría de ellas se descompone en ambientes con un pH demasiado bajo. Es pues la más eficaz y, por tanto, la más utilizada. Además equilibra el pH, mejora el estado general de salud, refuerza el sistema inmune, mejora la oxigenación de los tejidos, estimula la regeneración de heridas y coadyuva en el tratamiento de muy diferentes patologías, cáncer incluido. Y por si fuera poco inhibe en tejidos tumorales -al menos in vitro- la proteína quinasa B involucrada en los procesos apoptóticos, induce la expresión de la proteína supresora de tumores p27 y bloquea el crecimiento. Es más, hay trabajos que demuestran su utilidad en otras muchas patologías, entre ellas la diabetes.
(El reportaje se publicó en el nº 189)

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número