Temas destacados del año 2009

ntermedia_121_03¿Son realmente independientes las agencias reguladoras de fármacos y alimentos?

En los últimos años numerosos medicamentos han sido reformulados, modificados sus prospectos cuando ya se estaban comercializando o simplemente retirados del mercado. Y es que muchos han provocado graves daños e incluso llevado a la muerte a miles de personas. Cabe pues preguntarse cómo es posible que ello pueda suceder. ¿No existen acaso agencias reguladoras de los productos sanitarios que se encargan del control de su eficacia y seguridad como la estadounidense FDA, la europea EMEA o la española AEMPS y, en el caso de los alimentos en Europa, la EFSA? Sí… pero la realidad es que unas están directamente controladas por las industrias del sector y otras no resisten las presiones que reciben. La Comisión Europea creó de hecho en 2008 un Registro de Grupos de Interés -nombre con que el se bautizó a los grupos de presión industrial en los que trabajan entre 15.000 y 20.000 profesionales que se dedican a presionar a los políticos para favorecer los intereses que representan- y a fecha de 29 de julio de 2009 había ya inscritos en él 1.740 grupos. Sin comentarios.
(El reportaje se publicó en el nº 121)

 

ntermedia_121_04Andrew Moulden: “Deberían prohibirse todas las vacunas”

El médico e investigador canadiense Andrew Moulden decidió hace años enfrentarse abiertamente a quienes defienden las vacunas y su utilización masiva afirmando que todas ellas -desde las que se ponen en la infancia hasta las que se administran en la vejez- pueden causar mini accidentes vasculares cerebrales que en un principio no se notan pero pueden terminar provocando a medio y largo plazo distintos tipos de patologías. De hecho asevera que tanto el autismo como la demencia y otros problemas neurológicos pueden haber sido en muchos casos provocados por las vacunas. Daños que si bien no pueden ser captados con neuroimágenes a menudo se reflejan en el rostro y es posible saberlo. De ahí que no dude en afirmar de forma tajante que “deberían prohibirse todas las vacunas. Todas causan daños isquémicos cerebrales y corporales”. Añadiendo: “Tengo motivos para creer que todos hemos sido afectados por las vacunas y que TODAS ellas han contribuido y contribuyen al abrumador aumento de casos de autismo, trastornos específicos del aprendizaje, trastornos de déficit de atención, muerte súbita del lactante, síndrome de la guerra del Golfo, demencia, convulsiones, algunos tipos de cáncer y muchas otras patologías”.
(El reportaje se publicó en el nº 121)

 

ntermedia_120_01Mitos y verdades sobre las vacunas

Las vacunas se consideran desde hace más de un siglo el mayor avance de la Medicina porque la reducción del número de muertos por patologías infecciosas se ha atribuido siempre a vacunaciones masivas. Sin embargo no todo el mundo está de acuerdo ni con esa tesis ni con hacer de la vacunación el eje de la prevención sanitaria. Por eso cada vez más organizaciones, investigadores y médicos consideran necesario revisar la historia de las vacunaciones masivas para separar el mito de la verdad, la exageración de la realidad. Y es que a pesar de lo que comúnmente se cree nunca se ha demostrado clínicamente que la vacunación permita prevenir enfermedades. El estudio a doble ciego con grupo de control frente a grupo placebo no se ha utilizado jamás para comparar personas vacunadas con no vacunadas; por tanto, la presunta eficacia de la vacunación no ha sido científicamente probada nunca. Para la doctora Viera Scheibner, internacionalmente reconocida como una de las principales expertas en reacciones adversas a las vacunas, “no hay prueba alguna de la capacidad de las vacunas para prevenir las enfermedades. Sí hay en cambio pruebas de los graves efectos secundarios que provocan”.
(El reportaje se publicó en el nº 120)

 

ntermedia_117_03El agua de mar es la solución de muchas patologías

El agua de mar puede ser no sólo la solución al problema de desnutrición de millones de personas sino la de numerosas patologías. Así lo defienden ya diversas organizaciones entre las que se encuentran la Fundación Seawater que preside Ángel Gracia -autor entre otros libros de El poder curativo del agua de mar, Nutrición orgánica y Cómo beneficiarse con el agua de mar– y la Fundación Aqua Maris. Y es que el agua de mar no es “agua con sal”: contiene los 118 elementos de la tabla periódica en su forma orgánica y biodisponible. Es pues el nutriente más completo de la naturaleza. Y es falso que consumida de forma razonable pueda colapsar los riñones o llevar a la locura. Lo de que un náufrago se volvería loco o moriría si bebiera agua de mar es un mito; antes bien, muchos investigadores sostienen que beberla aumenta en semanas sus posibilidades de sobrevivir. En 2004 seis personas se alimentaron exclusivamente de agua de mar durante una semana; no ingirieron ni alimentos ni agua dulce y las analíticas realizadas después no detectaron ninguna alteración funcional en sus organismos. El agua de mar –no contaminada por supuesto- es un reconstituyente eficaz: mejora el medio orgánico interno y previene enfermedades.
(El reportaje se publicó en el nº 117)

 

ntermedia_117_02Ponen en duda que la prueba del PSA prostático sirva para algo

Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos publicado en 2009 llegó a la conclusión de que la prueba del PSA permite diagnosticar cánceres de próstata antes y en mayor número pero ello no sirve para reducir el número de muertes. John E. Niederhuber -director del instituto- reconocería además que muchos hombres sufren hoy graves efectos secundarios –como impotencia e incontinencia- tras ser tratados por dar positivo cuando en realidad no tenían cáncer o, teniéndolo, iban a pasar muchos años antes de que éste pudiera provocarles problemas ya que el cáncer de próstata avanza muy lentamente. Y es que como los oncólogos no saben ni qué lo causa ni cómo curarlo sus esfuerzos se han centrado en desarrollar métodos de diagnóstico y en fomentar la idea de que detectar un tumor cuanto antes permite mejorar la supervivencia cuando tal cosa no es cierta ya que cuando no se sabe qué hacer para afrontar el problema conocerlo pronto sirve más bien de poco.
(El reportaje se publicó en el nº 117)

 

ntermedia_116_05La eficacia real de la mayor parte de los tratamientos médicos no se ha constatado ¡nunca!

El argumento más utilizado por los prebostes de la medicina alopática, convencional o farmacológica para descalificar las terapias naturales y alternativas es el de que “no existen evidencias científicas que avalen sus resultados”. La experiencia clínica de quienes trabajan con ellas no les vale. Y, sin embargo, ¿qué eficacia real tienen los tratamientos “médicos”? ¿Están “científicamente” avalados? En absoluto. El British Medical Journal publicó en 2009 una investigación titulada Clinical Evidence según la cual de los casi 2.500 tratamientos analizados sólo el 13% son claramente beneficiosos, el 23% pueden ser algo beneficiosos, el 8% están entre beneficiosos y dañinos, el 6% es poco probable que sean beneficiosos y el 4% pueden ser ineficaces y/o dañinos. Del 46% restante no se sabe ¡nada! Y como quiera que el 4% de los tratamientos analizados no sólo no son útiles sino perjudiciales, del 37% hay dudas razonables y del 46% ni siquiera hay suficientes datos como para pronunciarse podemos concluir que el 87% de los tratamientos médicos no están científicamente avalados. Siendo de especial relevancia la ineficacia de la quimioterapia, las estatinas, los antidepresivos, los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y la llamada Terapia Antirretroviral Altamente Activa (HAART). Puede pues afirmarse que en realidad la mayor parte de los protocolos médicos los ha impuesto la industria farmacéutica. De hecho un análisis de 16 guías de práctica clínica reveló que de las 2.711 recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de diversas formas de enfermedades del corazón sólo ¡el 11%! se basaban en múltiples ensayos clínicos aleatorios y casi la mitad en el nivel de pruebas más bajo aceptable: las opiniones de los médicos que redactan las guías de tratamiento o protocolos. En cuanto al cáncer en 2005 se publicó en Clinical Oncology un artículo firmado por los oncólogos Graeme Morgan, Michael Barton y Robyn Ward según el cual la Quimioterapia apenas sirve para nada luego, ¿cómo es posible que siga siendo el tratamiento de referencia.
(El reportaje se publicó en el nº 116)

 

ntermedia_115_03La versión oficial del Sida se basa en un fraude científico del Dr. Robert Gallo

Hace ahora 32 años la entonces Ministra de Sanidad estadounidense afirmó: “El Dr. Gallo ha aislado un virus que es la probable causa del Sida”. En los días siguientes la palabra “probable” desapareció. Había nacido el VIH/SIDA. Pocos después Science publicaba cuatro textos que Gallo les envió en marzo de 1984 y que son mundialmente considerados “los artículos de referencia que demuestran que Gallo aisló el virus causante del SIDA”. Pues bien, publicamos tres documentos que demuestran que Gallo mintió. Uno revela cómo manipuló el borrador escrito por su jefe de laboratorio, otro que no había virus en sus cultivos celulares y el tercero que no es cierto que hubiera encontrado un virus nuevo. De hecho quienes investigaron con rigor e independencia el tema del SIDA llegaron ya a mediados de los años ochenta a la conclusión de que no hay prueba científica alguna que avale la afirmación de que hay un retrovirus que causa inmunodeficiencia. Así que el 1 de diciembre de 2008 treinta y siete investigadores de 14 países dirigieron una carta al Editor Jefe de Science, Bruce Alberts, en la que apoyándose en los tres documentos de los que nos hacemos eco, le pidieron que la revista retirase formalmente los artículos de Gallo una vez demostrado que son un fraude. En suma, los “expertos” en SIDA siguen tratando a millones de personas con supuestos antirretrovirales para un virus que ni siquiera está demostrado que exista. Y la farsa continúa.
(El reportaje se publicó en el nº 115)

 

ntermedia_115_05El enorme poder curativo de las setas

La mayoría de los médicos lo ignora pero hay setas antiparasitarias, antibacterianas, antimicóticas, antivíricas, antitumorales, antioxidantes, antiinflamatorias, antiaterogénicas, emenagogas, antiagregantes, hepatoprotectoras, hematopoyéticas, hipoglucemiantes, estimulantes de la secreción de insulina, protectoras de las mucosas, protectoras neuronales y potenciadores del metabolismo y del sistema inmune, entre otras propiedades. Y muchas de ellas permiten tratar la obesidad, evitar los edemas, mejorar la circulación linfática, resolver la impotencia y potenciar la libido. Algunas incluso poseen un importante componente energético ya que ser ante todo las recicladoras de la vida -utilizan la materia muerta e inerte para integrarla en sus propios tejidos- puede decirse que de alguna forma devuelven a la vida lo que está muerto. Cabe añadir que son ricas en proteínas y muchas contienen la mayor parte de los aminoácidos esenciales además de vitaminas del grupo B, minerales -como el zinc, el cobre, el selenio y el vanadio-, enzimas proteolíticas, triterpenos, fenoles, compuestos aromáticos y otras sustancias, algunas de acción aún desconocida. En cuanto a las setas de propiedades terapéuticas más estudiadas destacan el Shiitake, el Reishi, el Maitake y el Champiñón del sol. Normalmente pueden adquirirse en tiendas de productos ecológicos y herboristerías -tanto naturales como deshidratadas o en conserva- habiendo asimismo concentrados secos o en extracto hidroalcohólico preparados por laboratorios.
(El reportaje se publicó en el nº 115)

 

ntermedia_114_04La utilidad de una dieta cetogénica en el tratamiento del cáncer

La doctora Melanie Schmidt y la bióloga Ulrike Kämmerer realizaron en el Hospital de la Universidad de Würzburg (Alemania) un ensayo clínico con enfermos de cáncer en fase terminal con una dieta cetogénica -baja en carbohidratos- rica en grasas basándose en el llamado Principio Warburg: como para crecer y extenderse los tumores malignos precisan de mucha glucosa ya que las células cancerosas se desarrollan sólo en ambientes ácidos y pobres en oxígeno parece lógico colegir que restringir la ingesta de alimentos ricos en glucosa impedirá y/o retrasará su crecimiento. Las dietas cetogénicas, inicialmente planteadas para perder peso, son pues igualmente útiles para tratar el cáncer pero es que además se ha demostrado que son asimismo eficaces para afrontar los problemas cardiovasculares y neurodegenerativos, incluyendo la epilepsia, el alzheimer, el parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica. En cuanto a las grasas Otto Warburg constató que juegan un destacado papel en la disponibilidad de oxígeno celular gracias a una enzima, la citocromo oxidasa; de hecho observó que al añadir aceites grasos omega a huevos de erizos de mar aumentaba en ellos el consumo de oxígeno ¡un 2.200%! así que intentó reproducir el proceso en enfermos de cáncer. Sin éxito pero porque usó ácido butírico en lugar de ácidos grasos poliinsaturados.
(El reportaje se publicó en el nº 114)

 

ntermedia_113_04Crean un complejo entramado para manipular a médicos y enfermos

Que los grandes laboratorios farmacéuticos financian -total o parcialmente- numerosas asociaciones de pacientes para promocionar a través de ellas sus medicamentos lo hemos denunciado ampliamente en varias ocasiones. Lo que no es tan conocido es que en los últimos años y al calor de esa estrategia básica han creado una red en la que están implicados partidos políticos, fundaciones, universidades, laboratorios, centros de investigación y otras instituciones cuyo objetivo básico es manipular a médicos y enfermos a fin de “educarlos” sobre las “enfermedades” para que éstas se afronten desde una óptica puramente mercantilista que no tiene otro objetivo que favorecer la venta de fármacos y equipos médicos. Es más, con la excusa de que los enfermos tienen el derecho de estar bien “informados y formados” quieren regular la posibilidad de que las compañías farmacéuticas se dirijan directamente a ellos en lugar de tener que dirigirse sólo a los médicos. De hecho el principal representante de los pacientes en España fue hasta su muerte en noviembre de 2013 ¡un médico! Nos referimos a Albert Jovell, quien fuera presidente del Foro Catalán de Pacientes y del Foro Español de Pacientes así como miembro de la Junta Directiva del Foro Europeo de Pacientes. Y es que la gran industria copa todos los foros sobre salud.
(El reportaje se publicó en el nº 113)

 

ntermedia_112_05Isaac Goiz y la Teoría del Par Biomagnético

Isaac Goiz, internacionalmente conocido por su teoría del Par Biomagnético, afirma que en toda patología existen dos puntos relacionados entre sí que poseen las mismas características bioenergéticas aunque estén situados en distintos lugares del cuerpo. Es lo que llama “par biomagnético” y asevera que mientras en uno de esos puntos se produce acidificación en el otro se produce alcalinización y eso hace que ¡en uno se acumulen virus y en el otro bacterias! Asimismo afirma que basta colocar dos simples imanes de al menos 1.000 gauss en esos puntos para que los virus y bacterias que pueden estar afectando negativamente al organismo en ese momento ¡pierdan su capacidad patógena! Y apoya lo que dice en los de miles de pacientes tratados con buenos resultados durante más de 25 años. “Algunas patologías –nos diría el psicoterapeuta Juan Carlos Albendea explicándonos su experiencia con la terapia- mejoran rápidamente. De hecho no conozco ningún sistema tan rápido de sanación. En las patologías más complejas el único problema es el del testaje porque hay que tener mucha paciencia para localizar todos los puntos rastreando al máximo posible el cuerpo. Es sencillo pero requiere tiempo”.
(El reportaje se publicó en el nº 112)

 

ntermedia_112_04Muchos productos para tratar el cáncer de mama se probaban ¡con células de melanomas!

Las células utilizadas in vitro para probar la eficacia de muchos de los fármacos que hoy se usan para tratar el cáncer de mama se probaron en realidad ¡con células procedentes de melanomas! Y éstas tienen características moleculares y genéticas muy diferentes. Así lo denunció Megan Scudellari en septiembre de 2008 en un artículo titulado A case of mistaken identity publicado en The Scientist: “Un creciente cuerpo de evidencias sugiere que la línea celular que ha sido la piedra angular de la investigación sobre el cáncer de mama metastásico en los últimos 25 años, la MDA-MB-345, deriva realmente de células de melanoma”. James Rae, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan (EEUU), lo corroboraría de inmediato: “Estoy suficientemente seguro como para afirmar que la línea MDA-MB-435 procede de un melanoma”. Pues bien, 4 años después de saberse se seguían haciendo investigaciones con ella para no perder el dinero comprometido. Algo que James Rae calificaría como “una vergüenza”. The Scientist admitiría luego que ya un análisis publicado antes había revelado que 18 de 100 líneas celulares de cáncer habían sido mal catalogadas y eso significa que muchas investigaciones eran incorrectas y sus resultados no sirven para nada. En suma, un nuevo escándalo en el ámbito de la Oncología.
(El reportaje se publicó en el nº 112)

Este reportaje aparece en
200
Enero 2017
Ver número