La presión de la escritura (III)


Los rasgos de la escritura reflejan de manera inconsciente nuestra personalidad y nuestros procesos mentales. De ahí que aprender a interpretarla sea una herramienta de autoconocimiento verdaderamente útil. En esta sección intentaremos enseñarle a hacerlo de la manera más sencilla posible. Ojalá lo consigamos.

Completamos en este número el bloque dedicado al estudio de la PRESIÓN de la escritura. Y para ello veremos cuatro tipos de escritura cuya presión presenta algunas peculiaridades curiosas, detalles que se encuentran pocas veces porque dependen de un útil escasamente empleado hoy día, como la pluma o el rotulador.

Veamos para empezar la Escritura con presión vertical:

ESCRITURA CON PRESIÓN VERTICAL

Debemos ser muy observadores e hilar muy fino a la hora de clasificar una escritura dentro de esta categoría ya que sería fácil confundirla con la escritura fusiforme (ya vista con anterioridad en esta sección).

 determinar si una escritura tiene presión vertical la clave a nivel práctico sería fijarnos en los trazos verticales que tienen sentido descendente ya que serán estos los que presenten mayor presión.

La explicación de este fenómeno es muy lógica pese a que hay grafólogos que consideran que la escritura de presión vertical se define por el hecho de que ésta sea mayor en todos los trazos verticales. Si estudiamos el trazado del gráfico veremos con facilidad que la persona que escribe con este tipo de presión apoya con más fuerza el útil de escritura cuando dibuja un trazo vertical en sentido descendente, lo cual tiene una razón a nivel de personalidad muy clara como veremos a continuación.

Y es que, a nivel psicológico, estamos ante una persona que se da gran importancia a sí misma, a sus opiniones, una persona con gran seguridad en lo que piensa, en lo que dice y en lo que hace… La típica persona que piensa que si el universo tuviera un centro él formaría parte de él.

En suma, esos movimientos predominantes en sentido descendente reflejan la importancia que el sujeto da a la zona del “YO”, hacia la que dirige con mayor presión sus trazos.

 

ESCRITURA CON PRESIÓN EN SENTIDO HORIZONTAL

Como ya habrá deducido el lector, se trata de una escritura en la cual la presión cobra más fuerza en los trazos horizontales siendo especialmente llamativas las barras de las “t”.

A nivel psicológico, nos encontramos con un sujeto totalmente distinto del descrito en el apartado anterior: se trata de una persona que sabe adaptarse bien al medio en el que vive, que no busca imponer sus ideas y proyectos, que no trata de ser dominante sino que sabe convivir y trabajar en equipo. Y si bien trata de llevar a cabo sus objetivos, lo hace de forma más suave que en el caso anterior.

Se trata de personas que disfrutan con la convivencia, que tienen buena capacidad para el contacto social, luchadores que procuran conciliar sus expectativas con las del grupo. Claro que no todo es positivo en estas personas: a veces muestran un genio importante y tienden a estresarse, en ocasiones por pura impaciencia.

 

ESCRITURA DE PRESIÓN SECA

Se trata de una escritura que da la impresión de haber sido realizada con algo muy puntiagudo, como un palillo. Es una escritura con gran predominio de ángulos y con poco movimiento, con tendencia a la rigidez.

A nivel psicológico suele corresponder a personas de carácter poco afable, no muy sociables, personas impositivas, tajantes, de poca o ninguna sensibilidad que pueden llegar a la crueldad. En una palabra: si en una selección de personal encontramos este tipo de escritura jamás debemos pensar en esa persona para trabajar en un parvulario o en un hospital. Comentaremos más detalladamente el tema cuando hablemos de grafología y recursos humanos porque a veces el curriculum vitae de un aspirante a determinado puesto puede parecer magnífico cuando su carácter le hace totalmente incompatible con el tipo de trabajo a realizar. Una circunstancia que podría pasar desapercibida y que se hace patente a nivel grafopsicológico.

 

ESCRITURA EN RELIEVE

Es ese tipo de escritura que, por su trazado, parece efectivamente estar en relieve. La presión suele percibirse cuando se utiliza pluma o, en algunos casos, rotulador.
Psicológicamente, este tipo de presión suele aparecer en profesionales o aficionados al arte -en cualquiera de sus facetas-, sobre todo si nos concretamos en artes plásticas. Son personas evidentemente creativas, con imaginación, con sentido del color, que saben disfrutar de la vida a través de los sentidos saboreando hasta los más mínimos detalles
.

 

Este reportaje aparece en
23
Diciembre 2000
Ver número