Plantas indicadas en el nerviosismo: valeriana y melisa

 ¿No dormimos bien? ¿Padecemos regularmente de dolores musculares debidos a la tensión? ¿Nos levantamos cansados y de mal humor? Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es afirmativa es evidente la urgente necesidad de tomar una decisión firme respecto a nuestra salud: son ya muy conocidos los efectos negativos que este ritmo de vida puede acarrearnos. Tanto si estamos atravesando una época de preocupación excesiva como si se trata de algo habitual pues nuestra vida en general es muy acelerada, lo más adecuado es tomar una serie de medidas como las que siguen:

-Plantearnos unas normas alimenticias un poco más sanas: tomar más frutas y vegetales, comer sentados y despacio en ambiente relajado y olvidarnos de la “comida rápida”.
-Eliminar el café y otros excitantes de nuestra dieta.
-Adoptar un horario más razonable con el fin de poder disponer de algo de tiempo para relajarnos.
-Hacer una siesta diaria de veinte minutos o media hora.
-Tomar un baño relajante con hierbas o esencias al menos una vez por semana.
-Tomar relajantes naturales que nos ayuden a equilibrar nuestro sistema nervioso. Podemos elegir entre una amplia gama de complementos y tisanas a base de plantas relajantes.

La Valeriana y la Melisa son dos de las plantas más empleadas para aliviar los efectos del estrés sobre el organismo y sus efectos son más evidentes cuando se toman juntas.

LA MELISA O TORONJIL (Melissa officinalis L.) 

La Melisa es originaria de Europa central y meridional. Se trata de una planta herbácea, perenne, de tallo erguido cuadrangular y cubierto de vello. Tiene un agradable aroma a limón especialmente cuando se frotan las hojas.
Esta planta es conocida desde la antigüedad. El médico árabe Avicena decía que tenía “la admirable propiedad de alegrar y confortar el corazón
Aprincipios del siglo XVII, los carmelitas descalzos preparaban a partir de esta planta la conocida “Agua del Carmen”, un licor eficaz contra las crisis nerviosas.
Sus hojas se recolectan con tiempo seco, hasta tres veces al año y se dejan secar a una temperatura que no sobrepase los 40ºC para evitar que tomen un color marrón.
Se utilizan las hojas frescas o secas y los extremos de los tallos.

PROPIEDADES 

-Es sedante y ligeramente hipnótica por lo que se utiliza como tranquilizante en los casos de insomnio, ansiedad y taquicardia. También está indicado en las cefaleas tensionales y espasmos abdominales de origen nervioso.
-Es equilibrante del sistema nervioso siendo de gran ayuda en los casos de estrés y depresión nerviosa.
-Tiene acciónantiespasmódica por lo que se puede utilizar en casos de calambres del estómago, del intestino y de la matriz.
-Es también eficaz en elasma bronquial.
-Es carminativa por lo que está indicada en la gastritis, la enteritis y el meteorismo.
-Está indicada en problemas de disquinesia biliar y cálculos biliares.
-Es antiinflamatoria de la mucosa digestiva,muy útil cuando existen náuseas y meteorismo, sobre todo en los embarazos.
-Ayuda a regular la menstruación y a aliviar sus dolores.
-Esantiséptica y eficaz frente ahongos y virus. Por vía externa tiene acción contra hongos y contra el virus del herpes zoster.
-En uso externoes antineurálgico,antimigrañosa y cicatrizante por lo que se utiliza en jaquecas, lumbalgias, neuralgias, etc.
-Se emplea comocorrectora del sabor y del olor.

MODO DE UTILIZACIÓN 

Uso interno:

Infusión:una o dos cucharadas por taza de agua. Se toman 3 o 4 tazas diarias.
Extracto seco: suelen administrarse 500 miligramos 3 veces al día.

Uso externo:

Compresas: se aplican con una infusión preparada a razón de 30 gramos de planta por litro de agua.
Baños:se prepara una infusión con 50 gramos de melisa en un litro de agua y se añade al agua de la bañera.
Fricciones:se aplican con el aceite esencial diluido en alcohol de melisa.

TOXICIDAD 

A altas dosis puede resultar tóxica por la aparición dedicumarol, que se forma cuando la desecación no es adecuada y se produce una contaminación por hongos. Está comprobado que la ingesta de 2 gramos de esencia provoca somnolencia, disminución de la tensión arterial, de la respiración y del ritmo cardíaco.
En forma de extracto está contraindicada en el hipotiroidismo, el embarazo y la lactancia.

LA VALERIANA (Valeriana officinalis L.)

Su nombre proviene de la raíz latina “valere” que significa “estar bien”.
La valeriana es una planta herbácea vivazoriginaria de Europa pero que también se encuentra en América y Asia. Crece tanto en suelos secos como húmedos. Se puede encontrar en forma silvestre en los prados, márgenes de los ríos, bosques húmedos y también es una planta que se cultiva.
Desde la antigüedad y hasta nuestros días, a la valeriana se la han atribuido acciones que hoy no podemos discutir como es su actuación favorable en el nerviosismo, el insomnio y las palpitaciones que aparecen en los estados de ansiedad. Fue utilizada por los hipocráticos de los siglos IV y V a.C. como remedio para las «afecciones femeninas». Esta planta fue utilizada por los griegos de la antigüedad y hasta el siglo XVI en el tratamiento de problemas digestivos como las flatulencias y las náuseas. Además,se afirmaba que podía curar la epilepsia.
También se usó como diurético y para propiciar la aparición  de la menstruación. En el siglo XVIII fue utilizada para diversos trastornos nerviosos. Durante el siglo XIX fue especialmente popular en el tratamiento de los «sofocos» femeninos y en las crisis de pánico. Y en el siglo XVIII se utilizaba contra la histeria.
Se la llama “la hierba de los gatos” porque éstos sienten una especial atracción por ella.
Para la recolección de esta planta se deben desenterrar las raíces en septiembre a partir del segundo año. Luego se lavan bien y se cepillan. A continuación se cuelgan para dejarlas secar a 35ºC. El olor típico, fuerte y penetrante,  aparecerá cuando estén bien secas.
Las partes que se utilizan: son el rizoma y la raíz desecadas.

PROPIEDADES E INDICACIONES

-Es sedante del sistema nervioso central y vegetativo por lo que resulta un ligero hipnótico. Se utiliza en casos de insomnio, nerviosismo, ansiedad, depresión, agotamiento intelectual, cefaleas tensionales o migrañosas, irritabilidad, crisis de histeria, vértigo, delirium tremens, neuralgias, palpitaciones y ataques de pánico.
-Es sedante cardíaca cuando los trastornos cardíacos están ocasionados por alteraciones nerviosas.
-Es ligeramente hipotensorapor loque se utiliza en hipertensiones de origen nervioso.
-Constituye  un fuerte antiespasmódico por lo que es útil en casos de calambres, bronquitis espasmódica y espasmos gastrointestinales dolorosos, síndrome premenstrual y dolores de las dismenorreas.
-Es anticonvulsivante. Tomada de forma regular ayuda a prevenir la aparición de ataques epilépticos y puede contribuir a disminuir las dosis de los antiepilépticos.
-Ayuda a prevenir las crisis asmáticas.
-Es carminativa en caso de personas con problemas de meteorismo, flatulencias y malas digestiones.
-Ayuda a regular la temperatura corporal.
Es analgésica y relajante muscular. Resulta útil para aliviar los dolores causados por traumatismos, ciáticos, reumáticos, contusiones y distensiones musculares.

MODO DE UTILIZACIÓN 

Uso interno:

Decocción: una cucharada sopera de raíz triturada por taza de agua. Se pueden tomar hasta 5 tazas diarias que se pueden endulzar con miel o azúcar integral de caña. En caso de insomnio se puede tomar una taza, de treinta minutos a una hora antes de acostarse.
Maceración: 100 gramos de raíz en un litro de agua caliente que se deja reposar durante 12 horas. Una vez preparada la maceración se pueden ingerir de 3 a 4 tazas al día.
Cápsulas o comprimidos de polvo: de1 gramo a 6 gramos de polvo de raíz al día.
Tintura: de 3 a 6 gramos diarios.
Tintura madre:10 gotas en agua antes de acostarse.
Extracto fluido:de 20 a 60 gotas diarias.

Uso externo:

-Compresas: se emplean en caso de dolores. Para prepararlas se hace una decocción de 50 gramos de raíz seca hervida en un litro de agua durante 10 minutos; después se empapa un paño de algodón y se aplica sobre la zona dolorida hasta que se enfríe.
Fricciones: para aliviar dolores. Se aplican con el aceite esencial (1-2 gotas) diluido en alcohol de melisa (150 mililitros).
Baño relajante: se añade al agua caliente de la bañera de 1 a 2 litros de decocción de raíz de valeriana. El baño durará entre 15 y 20 minutos.

TOXICIDAD 

No se conocen efectos tóxicos por lo que puede administrarse a niños mayores de 12 años y personas de la tercera edad pero se han dado algunos casos de dolores de cabeza y agitación tras el consumo de grandes cantidades de valeriana durante largo tiempo.
Durante el embarazo y lactancia debe evitarse la ingesta del aceite esencial. Y respecto a cualquier otra forma de presentación, deberá consultarse al especialista.

PRECAUCIONES ESPECIALES 

En general, las personas que trabajan con maquinarias complejas no deben ingerir hipnóticos pero el grado de precaución con respecto a la valeriana no se ha precisado.

POSIBLES INTERACCIONES

Según varios estudios, no interactúa peligrosamente con el alcohol. Sin embargo, sí lo hace con barbitúricos.
Se deberá advertir a los pacientes que están tratándose con benzodiacepinas (Lorazepam, Diazepam, etc.) que la valeriana puede disminuir ligeramente el efecto de este tipo de medicamentos.


Tisana equilibrante nerviosa          

Valeriana             20 gramos

Melisa                  25 gramos

Azahar                  25 gramos

Rabo de gato      20 gramos

Anís verde            20 gramos

Dosis: una cucharadita de café de la mezcla en una taza de agua. Cuando comienza a hervir el agua se vierten las hierbas sobre ella y se deja hervir durante 1 minuto. Se mantiene en reposo durante 3 minutos con el recipiente tapado. Se toman 3-4 tazas al día. Endulzar con azúcar integral de caña o un poco de miel de azahar.

Cápsulas relajantes

Extracto Seco de Valeriana                100 mg

Extracto Seco de Melisa                     100 mg

Extracto Seco de Lavanda                   50 mg

Extracto Seco de Espino albar           50 mg

Tomar una cápsulas 2 veces al día, una de ellas quince minutos antes de acostarse.

María José Valcárcel

Este reportaje aparece en
37
Marzo 2002
Ver número