Contrapulsación externa: método para afrontar las patologías cardiacas sin cirugía

La contrapulsación externa es un método inocuo, sencillo y barato que permite afrontar problemas cardíacos -como la angina de pecho y el infarto de miocardio- que se implementó hace ya más de 30 años en algunas clínicas y ha demostrado su eficacia en miles de pacientes. Se trata de una técnica alternativa a la angioplastia y a otras intervenciones quirúrgicas no exentas de riesgos ya que requieren implantar en las arterias prótesis hechas con materiales extraños. Es más, ha demostrado ser igualmente eficaz en patologías como los accidentes cerebrovasculares, el alzheimer, la enfermedad vascular periférica, la disfunción eréctil, la diabetes tipo 2 y muchas otras.

CONTRAPULSACION

Este reportaje aparece en
PORTADA 239
239
Julio-Agosto 2020
Ver número
Última revista
Último número Julio-Agosto 2020 de la revista mensual Discovery DSalud
239 | Julio-Agosto 2020
Cartas al director Editorial Ver número