La decisión sobre qué fármacos debe financiar el estado no se adopta de forma transparente

La decisión sobre qué fármacos y productos sanitarios debe o no financiar el estado se adopta en España de forma opaca en lugar de transparente y pagando por ellos precios desmesurados. Lo ha denunciado públicamente la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) –organización que integra a 12 sociedades científicas con más de 3.000 asociados- basándose en informes del Tribunal de Cuentas y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia: hay excesiva “discrecionalidad”. Es hora pues de que tales decisiones se adopten con transparencia y racionalidad, conforme a las leyes y con argumentaciones. La doctora Beatriz González López-Valcárcel, presidenta de la SESPAS, nos ha dado su opinión al respecto.

 

FARMACOS

Sumarios:

España se gastó en 2016 más de 21.000 millones de euros en fármacos y productos sanitarios; es decir, más de 1.700 millones mensuales.

El comité asesor cuya creación se acordó por ley en 2012 para garantizar la ética de la compra de fármacos y productos sanitarios y asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud ¡sigue sin constituirse cinco años después!

Tanto el Tribunal de Cuentas como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia han emitido informes denunciando la excesiva discrecionalidad del Ministerio de Sanidad a la hora de adquirir fármacos y productos sanitarios.

Los expertos Jaume Puig-Junoy y Juan Oliva afirman que el Ministerio de Sanidad español rehúye la toma de decisiones objetivas, actúa sin trasparencia y se niega a rendir cuentas sobre sus adquisiciones de fármacos y productos sanitarios.

Beatriz González López-Valcárcel, presidenta de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), denuncia que muchas de las decisiones del ministerio de Sanidad se toman de forma muy opaca y con criterios no transparentes.

“Los fármacos oncológicos son carísimos -y aún más su combinación- y poco eficaces Claro que no son los únicos: hay otros medicamentos de precios muy altos a pesar de que son igualmente poco eficaces”, denuncia Beatriz González López-Valcárcel.

Este reportaje aparece en
DISCOVERY DSALUD 2006
204
Mayo 2017
Ver número