Las vacunas no son ni eficaces ni seguras

Que las vacunas no son ni eficaces ni seguras lo llevamos explicando desde hace años y publicado en numerosos artículos. Pues bien, el pasado mes de enero los investigadores Antonietta M. Gatti y Stefano Montanari publicaron un trabajo en el que explican que tras utilizar microscopía electrónica para buscar contaminantes en 44 vacunas humanas los encontraron en TODOS LOS CASOS. Entre ellas en algunas tan conocidas como Infanrix (vacuna para la difteria, el tétanos y la tosferina) y Gardasil (para el virus del papiloma humano). Había en ellas micropartículas y nanopartículas inorgánicas no declaradas que ni son biocompatibles ni biodegradables. Los autores del trabajo entienden que su inexplicable presencia podría justificar la asociación entre esas vacunas y las distintas reacciones negativas sufridas por quienes las recibieron. En suma, estamos ante un nuevo escándalo del que muy pocos van a hacerse eco.

VACUNAS

Este reportaje aparece en
203
Abril 2017
Ver número