Las vacunas no son la causa ni de la mejora de la salud ni de que vivamos más

Ni las vacunas ni los fármacos son la razón de que desde 1900 haya disminuido un 74% la tasa de mortalidad en los países desarrollados.  Hemos publicado multitud de artículos explicándolo y dejando claro que las vacunas son además peligrosas. Pues bien, el máximo representante de una conocida entidad estadounidense reitera ahora -con datos incontestables- que muchos casos de autismo los causan las vacunas, denuncia que acaba de publicar en su web y hemos decidido reproducir íntegramente tras obtener permiso expreso para ello.

VACUNAS

Este reportaje aparece en
227
Junio 2019
Ver número