LPG: una técnica para moldear el cuerpo

Hace ya 13 años que existe un equipo médico de alta tecnología denominado Cellu M6 IP que, merced a los diversos programas informáticos que incorpora, es eficaz tanto en el tratamiento de determinadas lesiones musculares como en la resolución de problemas estéticos y de recuperación de la tonicidad y elasticidad de la piel. Un equipo que se instaló masivamente en clínicas y consultas médicas de Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Italia y Bélgica hace ya 13 años pero que en nuestro país, incomprensiblemente, no llegó hasta hace cuatro. En cualquier caso -y como empieza ser costumbre-, la revista quiso comprobar por sí misma sus cualidades. Tres meses después estamos en disposición de dar nuestra opinión a los lectores.

Como en tantas otras ocasiones, el aparato del que vamos a hablar nació por mor de la necesidad del propio inventor, un ingeniero francés llamado Louis Paul Guitayque, tras sufrir un infortunado accidente de tráfico, se plantearía qué podría hacer para recuperarse más rápidamente de las lesiones. El resultado sería la construcción en 1970 de un equipo de alta tecnología que con el tiempo ha ido mejorándose y que hoy se utiliza en diversas aplicaciones estéticas y terapéuticas.

En todo caso, hay que decir que en España se utiliza sobre todo la técnica Endermologie R., que no consiste más que en la movilización integral de los tejidos mediante un masaje que se efectúa  sobre la piel con un cabezal mecánico compuesto por dos rodillos motorizados. Técnica que permite mejorar notablemente la circulación venosa y la linfática, estimular la eliminación de la grasa periférica, perder volumen y peso, tratar la celulitis, exfoliar la epidermis e hidratar, tonificar y suavizar la piel haciéndola más elástica y flexible. Asimismo, sirve para tratar la piel después de una liposucción o de una lipoescultura cuando ésta queda demasiado flácida.

MOLDEANDO EL CUERPO 

El LPG -nombre con el que popularmente se conoce al equipo y cuyas siglas corresponden a las de su inventor, Louis Paul Guitay– está regido por un ordenador con una pantalla en la que se pueden seleccionar diversos programas que definirán el tratamiento en función de la dolencia. Tratamiento que se efectúa merced a un cabezal compuesto por dos rodillos motorizados que el terapeuta desplaza por el cuerpo del paciente.

Pero centrémonos en el programa que permite la remodelación del cuerpo. Lo primero que debemos explicar es que se usa un programa llamado Endermologie R. en virtud del cual el aparato combina tres movimientos: ondulado -que se aplica al principio y al final del tratamiento-, en espiga -pensado para tratar las zonas afectadas por la celulitis- y en forma de ocho -ideal para suavizar el tejido de las zonas celulíticas.

Aunque el aparato se utiliza fundamentalmente en brazos, abdomen, cadera, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos también puede aplicarse en la cara. Los expertos aseguran que el resultado reafirmante es bastante bueno.

Añadiremos que permite realizar un efectivo masaje en las plantas de los pies, especialmente útil porque en ellas se encuentra la almohadilla vascular de retorno. Por otra parte, las plantas son zonas reflejas que permiten actuar mediante masajes sobre la totalidad de los órganos del cuerpo, como cualquier reflexoterapeuta sabe.

PRECAUCIONES 

Hay que advertir, en todo caso, que el LPGno puede usarlo cualquier persona ya que está contraindicado en ciertos casos (ver recuadro). De ahí que sea importante un correcto diagnóstico médico previo.
Una vez efectuado éste y comprobado que podemos usarlo, el médico reconocerá el cuerpo del paciente para determinar cuáles son las zonas en las que debe aplicarse. Asimismo, tomará nota de sus medidas (contorno de pecho, brazos, cintura, cadera, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos) para poder comparar los resultados durante y una vez finalizado el tratamiento. Cabe destacar que es costumbre en muchos centros fotografiar al paciente antes y después para valorar más ecuánimemente la evolución. Asimismo, efectuará un análisis fisiológico básico y, por supuesto, una historia clínica del paciente.
Por último, será el médico quien pondere el número de masajes necesarios aunque el tratamiento oscila normalmente entre catorce y dieciséis sesiones de 35 minutos con una frecuencia mínima de una vez por semana. Depende del estado de cada paciente.

LA EXPERIENCIA MÉDICA 

Llegados a este punto hemos de decir que la revista no tiene por qué poner en duda la veracidad de las afirmaciones -generalmente documentadas- que sobre éste y otros aparatos y productos hacen sus creadores, sus fabricantes y los expertos que los usan. Sin embargo, viene siendo nuestra costumbre -atendida siempre hasta ahora- que pidamos comprobar por nosotros mismos los resultados. Y así hemos venido haciéndolo, también en este caso, como ya adelantamos al inicio del reportaje.

Dos mujeres de mediana edad -37 años ambas- aceptaron hacer de «cobayas» para nosotros y probar el programa Endermologie R. Una con mejor figura que otra para poder comparar resultados en función del punto de partida. Y cada una atendida en un centro distinto: Mediestetic y Clínica Dra. Pardos. El lector puede ver las fotografías del antes y el después en las imágenes que ilustran este texto. Pues bien, teniendo en cuenta ambos casos y conociendo las circunstancias que rodearon los tratamientos en cuanto a la dieta seguida –prácticamente ninguna- y el ejercicio real efectuado –escaso, por no decir ninguno- podemos afirmar que el aparato, por sí mismo, funciona. Aunque también hemos podido comprobar -hablando con otros pacientes en las clínicas- que los resultados son mucho mejores si se sigue la dieta adecuada (por ejemplo, nuestra Dieta Definitiva) y se hace ejercicio o deporte.

De hecho, el único pero que puede ponerse al tratamiento con este aparato sea quizá su precio: 8.000 pesetas por sesión. Los resultados, en cambio, compensan. En unos casos, obviamente, bastante más que en otros. Nuestras dos voluntarias lo confirmaron.

LA OPINIÓN DE UNA EXPERTA 

Quisimos hablar de todo ello con una de las profesionales que atendieron a nuestras voluntarias, la doctora Paloma Tejero, especialista en Hidrología Médica,quien no tuvo inconveniente en responder a algunas preguntas.

-¿Se ha comprobado si el aparato es útil tanto en el hombre como en la mujer?

-Sí, sobre todo en los casos de recuperación de lesiones musculares. En los casos de problemas dermatológicos, empero, el porcentaje de mujeres que lo utiliza es muy superior. Probablemente porque los problemas que trata el aparato suelen afectar en mayor proporción a las mujeres. Especialmente, la celulitis y los acúmulos grasos a partir de determinada edad.

-¿Puede decirse que el aparato sirve para adelgazar?

-Ayuda, pero si uno quiere adelgazar de verdad debe hacer una alimentación adecuada y algo de ejercicio.

-Tenemos entendido que es especialmente útil para moldear el cuerpo tras una liposucción…

-Es cierto, se trata de un complemento perfecto tras ese tipo de intervención. Con la liposucción lo que se hace es extraer grasa y aunque siempre se procura hacer de manera uniforme no siempre se consigue. Y tan importante como la grasa que se quita es la que queda. Por eso utilizar el LPG tanto durante como inmediatamente después de la operación sirve para difuminar y reorganizar la grasa que permanece. Y se nota: queda una superficie lisa y regular nada más finalizar la intervención.

¿Cuándo se debe someter alguien a este tratamiento?

Cualquier momento es bueno si hay exceso de grasa, problemas de circulación, retención de líquidos y celulitis. Recuérdese que si la celulitis no se trata en su fase inicial se puede esclerosar el tejido y entonces ya hay poco que hacer.

¿Una persona obesa puede seguir un tratamiento con este sistema?

-Puede, pero es recomendable no iniciar el tratamiento hasta que no se hayan perdido los 3 primeros kilos con la dieta y el ejercicio.

Una última pregunta: ¿realmente hace desaparecer las cicatrices?

-El resultado a la hora de tratar las cicatrices está siendo muy bueno por lo que estamos efectuando un protocolo que demuestre fehacientemente sus resultados. En cualquier caso, hablamos de cicatrices recientes.

Es todo. Por nuestra parte, sólo nos resta decir que las propiedades beneficiosas del aparato son obvias. Pero recuerde que si pretende adelgazar con él deberá poner de su parte. Por el contrario, si usted no tiene sobrepeso o está delgado, el aparato le ayudará a moldear su cuerpo. Eso es cierto.

Patricia Quintana

Recuadro:


EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADA LA TÉCNICA LPG 

La técnica LPG tiene diferentes aplicaciones por lo que, en función de los programas y cabezales utilizados, permite:

-Moldear el cuerpo.
-Tratar la celulitis.
-Regenerar la piel.
-Tratar quemaduras y cicatrices.
-Tratar lesiones deportivas


QUÉ EFECTOS PRODUCE LA TÉCNICA LPG (con el programa Endermologie R.) 

-Moldea el cuerpo y reduce el volumen.
-Ayuda a perder grasa al potenciar la lipolisis.
-Ayuda a combatir la celulitis al actuar sobre el tejido conjuntivo hipodérmico estimulando la vascularización y eliminando la toxinas.
-Reduce la retención de líquidos favoreciendo el funcionamiento del sistema venoso y linfático.
-Exfolia la piel -elimina las células muertas- devolviendo a la misma el brillo y la hidratación habituales.
-Obtiene óptimos resultados después de una liposucción. Es más, se recomienda su uso antes de la intervención para suavizar el tejido conectivo subcutáneo –donde reside la grasa- y, sobre todo, después de la misma ya que evita la formación de edemas y la aparición de una equimosis residual además de corregir la celulitis profunda y cualquier tipo posible de asimetría que no pudiera haber sido resuelta durante la operación.

(Hay que añadir que los otros programas terapéuticos del LPG ayudan en la recuperación de las lesiones musculares, edemas, quemaduras y cicatrices).


CUÁNDO ESTÁ CONTRAINDICADA LA TÉCNICA LPG 

Una de las mejores garantías de seriedad de esta técnica es que es aplicada sólo por profesionales de la salud y tiene claramente especificados los casos en que está contraindicado. Casos en los que es preciso un correcto diagnóstico clínico y de ahí que sea necesario acudir a un centro que disponga de médicos formados.

Bien, pues el propio fabricante advierte que no debe usarse en aquellos pacientes inmersos en alguno de estos problemas:

-Si se padecen flebitis o trombos.
Si se padece cáncer pues el LPG estimula la circulación linfática y puede diseminar las células enfermas.
-Cuando hay afecciones generalizadas de la piel: erupciones, heridas abiertas, inflamaciones, hematomas y decoloraciones inespecíficas (si están sólo en zonas localizadas, basta evitar usar el aparato sobre ellas).
-Si se están tomando suplementos hormonales o antidepresivos.
-Si se están consumiendo anticoagulantes o se sufren hematomas de forma casi permanente (los pacientes que toman sólo bajas dosis de aspirinas sí pueden usarlo).

Asimismo, se debe tener especial cuidado…

-Si hay pseudoatrofia, es decir, una afección bien localizada producida por la aplicación de una inyección (usualmente de cortisona). En este caso, meses después del tratamiento se puede producir una hendidura en la piel.
-Si se tiene una hernia. Podría provocar una eventración de la pared abdominal si se aplica el aparato directamente sobre la zona.
-Si se tienen venas varicosas (el tratamiento puede aplicarse alrededor pero no directamente sobre ellas).
-Si se sufre de diabetes. Los diabéticos presentan a menudo hematomas y se debe poner especial atención al comienzo del tratamiento. En todo caso, las personas diabéticas especialmente sensibles a estas manifestaciones no deben usar el equipo.

En suma, debe ser siempre un médico quien haga el examen preliminar y decidir si el tratamiento está indicado en alguien, cómo se ha de desarrollar y qué parámetros se han de seguir.


EL RESULTADO EN NUESTRAS DOS VOLUNTARIAS 

Las dos personas que aceptaron servirnos de “conejillos de indias” fueron dos mujeres de la misma edad –37 años- a las que llamaremos Amalia y Carla para preservar su identidad a petición propia. Ambas son madres y tienen un hijo.

El caso de Amalia

No hizo régimen alimenticio pese a que contaba con un sobrepeso de diez-doce kilos y así se le había recomendado. Se limitó a ingerir menos bollería, pan y dulces. Tampoco hizo ejercicio alguno. Se sometió a 16 sesiones con el aparato, normalmente dos a la semana.

El resultado fue claro. Se deshinchó de forma perceptible al mejorar su problema de retención de líquidos. Asimismo, hubo una clara disminución de la celulitis. Los hoyos que tenía, profundos, se redujeron notablemente. Los tejidos, en general, quedaron más firmes. La propia paciente reconoce haber notado un cambio importante en sus formas explicando que su cintura, abdomen y caderas se han moldeado de manera constatable.

El caso de Carla

No padecía sobrepeso aunque sí tenía retención de líquidos. Sólo se sometió a 11 sesiones con el aparato, inicialmente dos por semana y luego una. Tampoco hizo régimen ni ejercicio.

Pudo constatarse una clara pérdida de volumen al mejorar su problema de retención de líquidos. Se notó una clara reafirmación de tejidos, especialmente en los muslos, tanto en la parte interna como externa. Otro tanto puede decirse de la barriga y de las nalgas. En realidad, mejoraron sus formas en general. Los dolores de espalda propios del estrés al que en su caso suele estar sometida prácticamente desaparecieron también durante el tratamiento.

Este reportaje aparece en
24
Enero 2001
Ver número