Un nuevo estudio lo confirma: las farmacias están cada vez más llenas de medicinas peligrosas

Un reciente estudio llevado a cabo por diez investigadores estadounidenses y franceses que acaba de publicarse en el Journal of American Medical Association -órgano de la Asociación Médica Americana (AMA por sus siglas en inglés)- desvela que 71 de los 222 fármacos aprobados por la FDA entre 2001 y 2010 fueron posteriormente calificados como peligrosos. Y es que una vez comercializados se descubrió que pueden provocar graves problemas de salud que incluyen daños hepáticos, cáncer e incluso la muerte. El trabajo demuestra -una vez más- que nuestras numerosas denuncias sobre el peligro de los fármacos -especialmente de los más “modernos”- están fundamentadas. Y sobre todo que las agencias reguladoras y los gobiernos no hacen bien su trabajo y aprueban medicamentos no ya ineficaces -la mayoría- sino encima peligrosos.

medicinas peligrosas

Sumarios:

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y franceses desvela que 71 de los 222 fármacos aprobados por la FDA entre 2001 y 2010 fueron posteriormente calificados como peligrosos.

El trabajo recién publicado demuestra que las agencias reguladoras y los gobiernos no hacen bien su trabajo y aprueban medicamentos no ya ineficaces -la mayoría- sino encima peligrosos.

Según Glen Spielmans la industria hace afirmaciones en los anuncios de sus medicamentos psiquiátricos ¡que no se fundamentan ni en las propias fuentes que citan!

Glenn Begley y Lee M. Ellis intentaron reproducir 53 trabajos que en su día tuvieron un impacto significativo en la investigación del cáncer ¡y fueron incapaces de lograrlo en 47!

Los nuevos fármacos no tienen que demostrar eficacia y seguridad para ser comercializados; basta con demostrar “que son mejores que nada” en dos ensayos clínicos de fase III.

Los fármacos se lanzan hoy al mercado sin saber si son o no seguros y eficaces; simplemente se les pide a los laboratorios que informen de los efectos que puedan presentarse a largo plazo una vez en uso.

La epidemióloga  Angela Spelsberg afirma que miles de médicos reciben sobornos por participar en estudios postcomercialización fraudulentos y que la gran mayoría de los trabajos se diseñan para que no puedan detectarse las reacciones adversas de los fármacos.

Este reportaje aparece en
Dsalud 206
206
Julio - Agosto 2017
Ver número