Sebastián Vignoli-Carradori: “Algunos de los tratamientos de la enfermedad cardiovascular son de eficacia dudosa o nula”

Muchos de los estudios científicos que se dan por válidos tienen sesgos y errores y nunca debieron utilizarse para validar procedimientos y tratamientos terapéuticos cuya eficacia es dudosa cuando no nula. Así lo afirma el investigador del Instituto Catalán de la Salud Sebastián Vignoli-Carradori en un trabajo que acaba de publicar titulado Diez revocaciones en enfermedad cardiovascular en el que analiza una decena de ellas de dudosa o nula eficacia de las que sin embargo nueve se siguen utilizando a diario; como el tratamiento de la dislipemia con estatinas en pacientes con riesgo cardiovascular elevado, el uso de stent en la cardiopatía isquémica estable y el cribado de factores de riesgo cardiovascular. Y no solo en Cardiología sino en el tratamiento de otras patologías como la hipertensión y la diabetes.

Sebastián Vignoli-Carradori

Sumarios:

Sebastián Vignoli-Carradori acaba de publicar un trabajo en el que da cuenta del revocamiento de 10 procedimientos habituales en la enfermedad cardiovascular que son de dudosa o nula eficacia de los que sin embargo 9 se siguen utilizando.

Muchos de los estudios científicos dados por válidos tienen sesgos y errores y nunca debieron utilizarse para validar procedimientos y tratamientos terapéuticos cuya eficacia es dudosa cuando no nula.

Para Sebastián Vignoli-Carradori es escandaloso que se sigan usando estent farmacoactivos cuando no son mejores que los metálicos y ello obliga al paciente a tomar durante seis meses dos medicamentos que descoagulan la sangre aumentando como mínimo el riesgo de sangrado.

Para Sebastián Vignoli-Carradori no se justifica tratar con fármacos a las personas con hipertensión leve ni dar estatinas para bajar el colesterol.

“En los últimos 20 años se han ido acumulando datos sobre cómo son los estudios de los que aprende la Medicina y cómo se hacen -explica Sebastián Vignoli-Carradori-. Y hemos comprobado examinándolos luego con rigor que muchos adolecen de claros errores metodológicos”.

“Casi todas las recomendaciones actuales sobre qué y cómo comer se basan generalmente en estudios observacionales y por tanto no son fiables; hay muy pocos estudios bien hechos”, afirma Sebastián Vignoli-Carradori añadiendo: “Sabemos demasiado poco como para hacer recomendaciones tajantes”.

Este reportaje aparece en
Dsalud 206
206
Julio - Agosto 2017
Ver número