Los secretos de su larga vida

Era doctor en Medicina y falleció a la longeva edad de 105 años habiendo dejado de trabajar apenas unos meses antes. Fue uno de los médicos personales de la emperatriz japonesa Michiko, formó parte de varios comités gubernamentales, publicó más de ciento cincuenta libros y centenares de artículos y apareció con frecuencia en la televisión nipona explicando que para estar sano y disfrutar de una larga vida hay ante todo que divertirse y hacer constantemente proyectos de futuro. De hecho fundó un grupo de ancianos para que contribuyeran a la sociedad con su sabiduría y experiencia planteándose objetivos a diez años vista. Fue sin duda uno de los médicos más conocidos de Oriente y sin embargo poca gente sabe en Occidente algo de su vida; hablamos pues a fondo de todo ello.

HINOHARA

Este reportaje aparece en
PORTADA 232
232
Diciembre 2019
Ver número